Internacional
Francia tratará con países vecinos de la seguridad en trenes internacionales
Internacional

El secretario de Estado de Transportes francés, Alain Vidalies, anunció hoy que “en los próximos días” se van a mantener reuniones con los países vecinos “para decidir nuevas medidas” de seguridad en los trenes internacionales, tras el ataque al Thalys que hace la ruta Ámsterdam-París el pasado viernes.

Vidalies, en una entrevista a la emisora “France Info”, citó a Bélgica, Holanda y Alemania, que son los países por los que circulan los trenes Thalys.

El presidente francés, François Hollande, había hablado poco antes de una reunión entre ministros del Interior. El departamento francés de Interior no quiso confirmar, por el momento, la información ofrecida por el canal “BFM TV” de que esa cita podría celebrarse el próximo sábado, ni tampoco avanzó los países que participarían.

Vidalies señaló que en Francia se ha decidido la creación de un número de teléfono para que el público pueda dar aviso de cualquier incidencia en las estaciones o en los trenes y que se van a reforzar “los controles aleatorios de los equipajes porque es una de las respuestas concretas”.

El secretario de Estado descartó los controles sistemáticos a la subida de los trenes porque “no se puede trasponer lo que ocurre en el transporte aéreo”, ya que cada año hay 2.000 millones de pasajeros del tren en Francia, frente a 140 millones del avión.

“No se pude imaginar que pongamos pórticos y controles en todas las estaciones” cuando “cada día circulan en Francia entre 12.000 y 13.000 trenes”, argumentó.

El presidente de la compañía ferroviaria francesa SNCF, Guillaume Pépy, insistió, en el canal “BFM TV” en la idea de que si se pusieran pórticos para controlar a los pasajeros y sus equipajes, habría que multiplicar por 20 lo que se hace en los aeropuertos.

“La respuesta adecuada son los servicios de inteligencia” porque “los terroristas que actúan de forma individual, pueden atentar en cualquier sitio”, argumentó Pépy, tras reiterar que se van a realizar controles aleatorios de equipajes más frecuentes y pedir a los pasajeros que estén vigilantes.

Desde el 1 de septiembre, estará en servicio el número 3117 para alertar de toda incidencia. EFE