Internacional
Gobierno colombiano reitera invitación a Uribe para debatir proceso de paz
Internacional

El ministro de Interior de Colombia, Juan Fernando Cristo, reiteró hoy la invitación del Gobierno al expresidente y senador Álvaro Uribe, para debatir sobre el proceso de paz que actualmente desarrolla el Ejecutivo con las FARC en La Habana.

Según Cristo, “si el Gobierno se reúne con las FARC, que han causado tanto daño, es necesario sentarse con la oposición en Colombia” liderada por Uribe y su partido, el Centro Democrático, manifestó el ministro en una entrevista con la emisora Blu Radio.

El propio presidente Juan Manuel Santos envió ayer a través de Twitter una invitación a Uribe para reunirse y hablar “con criterio patriótico, de paz” en un intento por conseguir que el expresidente se acerque a las posturas que mantiene el actual Ejecutivo y abandone sus críticas al proceso.

Uribe, que ha mostrado abiertamente su rechazo en varias ocasiones a las negociaciones de paz que el Gobierno de Santos y las FARC desarrollan en La Habana desde hace casi dos años porque considera que el Estado está “claudicando” ante “terrorismo”, no se ha pronunciado todavía sobre la invitación del presidente.

Cristo recordó hoy que el Gobierno ya ha mantenido conversaciones sobre el proceso de paz con otros grupos parlamentarios, como los izquierdistas Polo Democrático Alternativo (PDA) y el Partido Alianza Verde.

El titular de Interior subrayó que actualmente existen “diferencias profundas que seguramente en una conversación no se van a superar” pero destacó que esa mentalidad de mantener un diálogo con la oposición uribista puede ser muy importante para limar las diferencias.

En referencia a las frecuentes críticas de Uribe, que acusa al Gobierno de estar cerrando acuerdos secretos con las FARC, dijo que unas posibles conversaciones ayudarían a “superar malos entendidos sobre los acuerdos que son transparentes”.

Asimismo, destacó la necesidad de que, una vez sellado un acuerdo con las FARC, se inicie un debate sobre los mismos que sea “tranquilo, prudente y sin polarizaciones”. EFE