Internacional
Hizbolá abre un “corredor seguro” para la salida de Estado Islámico de El Líbano
Internacional

A cambio, el grupo terrorista suní entregará los cuerpos de los combatientes de la milicia chií que hayan muerto en Siria. Cuando se identifiquen los cadáveres recuperados ayer se dejará que el EI se retire del Líbano.

Un convoy de autobuses con alrededor de 400 milicianos del autoproclamado Estado Islámico y sus familias partieron este lunes (28.08.2017) de la región de Qalamún, en la frontera con El Líbano, hacia el bastión del movimiento yihadista en Deir al Zour, en el este de Siria. Tanto el Centro de Información de Guerra de Hizbulá como el Observatorio Sirio de Derechos Humanos confirmaron el traslado. La televisión estatal siria mostró además imágenes del mismo.

El Observatorio, con base en Reino Unido, dijo que 30 autobuses y ambulancias con los milicianos y sus familias a bordo abandonaron el corredor de Sheikh Ali, en las afueras de Qalamun, hacia la provincia de Deir al Zour, en gran medida bajo control de la milicia. La evacuación se produjo a raíz de un acuerdo entre el grupo extremista sunita y la milicia libanesa chiita Hizbolá, que lucha junto a las fuerzas del presidente sirio, Bashar al Asad.

La mayoría de los yihadistas había huido a Qalamun tras resistir en la periferia del noreste del Líbano tras una ofensiva del Ejercito libanés en la zona. Entre los milicianos había 25 que resultaron heridos en las últimas batallas contra el Ejército libanés.  El acuerdo significa que el Régimen sirio y sus aliados han despejado la mayoría de las zonas cercanas a la frontera de Siria con Líbano, según una fuente de Hizbolá que se encuentra en la zona.

Estado Islámico devolverá, a cambio de que se le permita el paso, los cuerpos de los milicianos de Hezbolá que hayan muerto en Siria. El domingo ya se recuperaron cerca de la ciudad libanesa fronteriza de Arsal los cuerpos de ocho soldados que cayeron en manos del EI en 2014 y que habrían sido asesinados en 2015. Se cree que un noveno soldado desaparecido desde 2014 se unió al EI.

Por el momento, todavía no ha empezado la salida del EI del lado libanés de la frontera, donde los yihadistas aún controlan una pequeña porción de territorio, después de haber perdido 100 de los 120 kilómetros que dominaban a favor del ejército libanés. Una fuente militar libanesa dijo a Efe que la evacuación no dará comienzo hasta que los cuerpos de ocho soldados libaneses, cuyo hallazgo fue anunciado ayer, sean identificados.

LGC (dpa/Reuters/EFE)DW