Internacional
Holanda: ¿Por qué los populistas ganarán, así pierdan?
Internacional

Es poco probable que el partido de extrema derecha de Wilders vaya a gobernar en Holanda, pero sus ideas se van imponer.
Este 15 de marzo los ciudadanos de los Países Bajos eligen un nuevo parlamento. Actualmente, el Partido por la Libertad (PVV), liderado por el populista Geert Wilders le pisa los talones al partido liberal (VVD), del primer ministro Mark Rutte. Wilders ha hablado de una supuesta “primavera patriótica” en alusión a la victoria de Trump – a quien busca emular – al “brexit” y al creciente rechazo a la inmigración promovido üor la extrema derecha europea.

 

“Da miedo”, dice Marleen Breuker, de 62-años de edad. Ella trabaja en un plantel educativo y está de visita en La Haya. “Espero que los resultados de las encuestas estén equivocados”,  y añade que ella siempre vota por Los Verdes.

El Trump holandés

Geert Wilders es llamado el “Trump holandés”, porque busca parecerse, hasta en el peinado, a Donald Trump. Wilders también ha hecho campaña principalmente por Twitter difundiendo desde su casa su interpretación de los temas controversiales.

Sarah Lange, profesora de la Universidad de Ámsterdam, especializada en populismo en Europa, cree empero que “Wilders no obtendrá necesariamente una ventaja por su apoyo y parecido a Trump”. Sin embargo, “la gran atención de los medíos le da a  Wilders la oportunidad de transmitir a los votantes sus ideas, una y otra vez”.
Chris Aalberts, de la Universidad Erasmus de Rotterdam, se ha especializado en populismo. Aalberts no cree, por su lado, que Wilders copie a otros, puesto que el programa de su partido populista PVV llena solo una página. “Él lo único que hace es repetir la misma cosa”.

Raymon, de 27 años de edad, quien no quiere revelar su apellido, trabaja con personas con demencia. Lo que sí revela es que votó por Wilders en 2012, pero “ahora que Wilders respalda la política de Trump y propone una salida de la Unión Europea ya no es mi partido”, concluye. Además, dado que ningún otro partido quiere formar una coalición de gobierno con Wilders, ¿de qué sirve entonces votar por su partido?, se pregunta Raymon y concluye, “Wilders se ha vuelto peligroso, se ha vuelto extremista”.

Populistas imponen los temas

De acuerdo a los analistas Lange y Aalberts, los partidos más moderados han adoptado algunos puntos controvertidos del partido populista PVV como inmigración, islamismo y Unión Europea.

También el primer ministro liberal, Mark Rutte, ha retomado controversiales temas de los populistas. Recientemente publicó una carta abierta en los principales periódicos dirigida a los inmigrantes en Holanda, en la que advertía que “el que no esté dispuesto a comportarse ‘normalmente’ debería abandonar el país”. Así que ahora no importa cuántos escaños logre o no el partido de Wilders, los populistas ya han ganado terreno en Holanda.

Helena Kaschel (jov)/DW