Internacional
Hollande se juega su credibilidad en elecciones municipales
Internacional

Los franceses votan el 23 de marzo en los primeros comicios desde la llegada al poder del ahora impopular presidente socialista François Hollande.

La derecha no necesariamente capitalizará el descontento popular, envuelta a su vez en una nube de escándalos y divisiones internas desde la derrota electoral de Nicolas Sarkozy al frente del partido UMP, informó AFP.

Denuncias de tráfico de influencias, abuso de poder y acusaciones de espionaje político enrarecieron también el aire de la arena política, pero es difícil prever el impacto sobre los comicios municipales donde suelen dominar cuestiones locales.

El exembajador francés en Libia, François Gouyette, confirmó ante los jueces que responsables del régimen de Muamar Gadafi le dijeron que el fallecido dirigente libio financió la campaña electoral de Sarkozy en 2007, según publicó este lunes la web de periodismo de investigación Mediapart.

La extrema derecha del Frente Nacional (FN) espera por su parte sacar ganancia de ese mar revuelto: presentó una cantidad récord de candidatos y anticipa conquistar de 10 a 15 alcaldías.

Un tercio de los franceses “comparten ideas” con el FN de Marine Le Pen, lo cual en las urnas podría restar votos a la derecha tradicional en la primera vuelta y facilitar en la segunda la elección de candidatos salientes de izquierda en dificultades.

Jean-François Copé, presidente de la UMP, denuncia medidas de “comunicación” del Gobierno socialista.