Internacional
Informe señala que la crisis dificulta integración de inmigrantes en España
Internacional

La crisis económica generó un “contexto desfavorable” para la integración de los inmigrantes en España debido a la reducción “sistemática” de los fondos destinados a esta materia, según apunta el Anuario de la Inmigración en España 2014, presentado hoy.

En la publicación, que cumple este año su séptima edición, participaron diecisiete especialistas de distintas disciplinas, quienes ofrecen una panorámica de las migraciones y la coyuntura económica que le afecta.

Uno de los directores del anuario, Joaquín Arango, señaló que a pesar de que la atención de la sociedad se centra en la emigración, al ser un fenómeno novedoso, el grueso de las personas que abandonan España son inmigrantes.

De hecho, de las 2.186.795 personas que se han marchado de España entre 2008 y el 1 de julio de 2013, 1,92 millones 4.714 (el 88,01 %) eran extranjeras y 262.081 españolas (11,98 %).

Si antes el perfil del trabajador inmigrante en España respondía al de una persona joven ahora es el de una persona más mayor y sobre todo mujer, con un nivel de formación más alto.

Arango subrayó que la mayoría de los inmigrantes que llegaron a España en los años previos a la crisis permanecen, y no pararon de llegar, aunque en los últimos años la cifra es inferior a los que abandonan el país.

Por ello, ha destacado que de la integración de la población extranjera dependerá “la buena salud” de la sociedad española futura.

La integración, dijo Arango, requiere gasto público por parte de ayuntamientos, comunidades autónomas y del Gobierno central, pero esos fondos se están viendo “sistemáticamente” recortados.

Así, añadió, hay menos personas dedicadas a fomentar la integración de este colectivo y tanto los ayuntamientos como las organizaciones sociales están haciendo un “sobresfuerzo” para suplir las vacantes en los departamentos dedicados a estas materias y que no se están cubriendo.

Otro de los directores del informe, David Moya, mostró su extrañeza porque el Gobierno no haya tomado la iniciativa legislativa en materia de inmigración lo que puede mostrar una “sensación de inactividad” en este asunto.

No obstante, ambos coincidieron en que en España el 70 por ciento de los inmigrantes tiene permisos de residencia de larga duración, lo que supone una “puerta” a la igualdad de derechos algo que, evidentemente, sí favorece la integración. EFE