Internacional
Instan a Obama y a Castro debatir sobre crisis venezolana
Internacional

Oscar Arias, ex jefe de Estado de Costa Rica y premio Nobel de la Paz 1987, instó a los presidentes de Estados Unidos y Cuba, Barack Obama y Raúl Castro, a discutir con profundidad el conflicto humanitario, político, económico e institucional que vive Venezuela, para evitar que los venezolanos se lancen a la calle, lo que podría terminar con un derramamiento de sangre, según entrevista del El Nuevo Herald al ex mandatario en su casa.

Luego de haber regresado de una visita a la Asamblea Nacional en Venezuela la semana pasada, Arias insistió en que la crisis venezolana debe ser parte de las conversaciones entre Obama y Castro en la visita que el presidente estadounidense hará a Cuba el 21 y el 22 de marzo.

“Es evidente que en la agenda van a estar las relaciones entre Washington y La Habana, pero creo que no deberían dejar de tocar el tema venezolano porque los cubanos han sido los principales asesores del gobierno de Caracas y porque posponer la búsqueda de soluciones a este drama económico, social, político, humanitario que vive Venezuela, es incitar a la violencia, violencia que uno no quisiera ver en ese país”, destacó Arias.

Señaló que el país está sumergido en un laberinto que conduce a un precipicio, sin voluntad política del chavismo para hacer lo que hay que hacer. La nación “va a un colapso y la consecuencia en la institucionalidad política será muy seria. Se habla de la posibilidad de un gobierno de transición”.

Indicó que los opositores venezolanos le mencionaron que existen, al menos, seis opciones para acortarle el período al presidente Nicolás Maduro, las cuales van desde un referéndum revocatorio hasta una constituyente y la renuncia de Maduro.

“Hay una salida política, establecer un nuevo gobierno. Recomiendo dialogar. Pero para negociar hay que estar dispuesto a hacer concesiones y veo que los dogmas chavistas son demasiado poderosos, inflexibles, fuertes. En toda negociación se obtiene lo que uno puede y no lo que uno quiere. Ambas partes tendrían que ceder y comenzar a buscar medidas para revertir la crisis”, agregó.

Sobre si pudiera haber algún tipo de ruptura en el Ejército que precipite la crisis, Arias negó la posibilidad de un golpe de Estado, pero destacó que la situación económica traerá consecuencias políticas.

 

Fuente: El Nacional