Internacional
Investigación revela que Venezuela y Rusia apelan a las criptomonedas para evadir las sanciones de EEUU
Internacional

Según publica The New York Times, ambos gobiernos, con la ambición de crear criptomonedas patrocinadas por el Estado, buscan aprovechar la promesa que Bitcoin dio al sistema financiero mundial

CARACAS.- Las monedas virtuales o criptomonedas son una de las opciones a las que Venezuela y Rusia recurren para evadir posibles sanciones de Estados Unidos, según un trabajo publicado por el diario estadounidense The New York Times.

“Ambos gobiernos, con ambiciones de crear criptomonedas patrocinadas por el estado, buscan aprovechar la promesa que Bitcoin introdujo en el sistema financiero mundial: un nuevo tipo de dinero e infraestructura financiera, fuera del control de cualquier autoridad central, particularmente Estados Unidos”, explicó el rotativo este miércoles.

Además, el periódico explicó que los planes rusos y venezolanos se fundamentan en que el concepto de esta economía está empezando a ganar cierto de nivel de aceptación en las finanzas globales.

“Varios de los bancos centrales más grandes del mundo, incluidos el Banco de Inglaterra y el Banco Popular de China, han dicho que están utilizando la tecnología introducida por Bitcoin para rastrear y emitir sus propias monedas digitales”, afirmó.

Maduro presentó un plan el mes pasado para crear una moneda digital nacional conocida como Petro, que sería similar a Bitcoin pero respaldada por el petróleo y los recursos naturales del gobierno. En Rusia, los funcionarios de Vladimir V. Putin han planteado la idea de un cripto rublo de tipo Bitcoin.

“Los economistas y expertos en moneda virtual le han dado a Petro y al criplo rublo de Rusia bajas probabilidades de trabajar de la manera que los gobiernos parecen anticipar. Esto se debe a que Bitcoin y otras monedas virtuales son sistemas descentralizados sin nadie a cargo, mientras que los planes rusos y venezolanos otorgarían a los líderes de ambos países una medida de control sobre las nuevas monedas”, sotuvo el medio estadounidense.

Eso va en contra de algunos de los conceptos más básicos de las monedas virtuales.

Todas las transacciones de Bitcoin son registradas en un libro de contabilidad conocido como cadena de bloques, la cual es mantenida por muchas computadoras independientes. El sistema fue diseñado de esa manera explícitamente para evitar a los bancos centrales y a las enormes instituciones financieras. De la misma manera en que el correo electrónico permitió a los mensajes moverse por el mundo sin ir a través de una oficina central de correos, la red de computadoras que sostiene los registros de Bitcoin permite al dinero moverse sin pasar a través de ninguna autoridad central, explica The New York Times.

Eso proveería un buen medio para evitar las sanciones, que usualmente son aplicadas a través de regulaciones y reglas de revelación bancaria.

Pero algunos banqueros centrales han dicho que emitir sus propias monedas en algún tipo de cadena de bloques podría facilitar a los ciudadanos usar dinero sin pasar por intermediarios como las instituciones bancarias y las compañías de tarjetas de crédito. También podría hacer los registros más resistentes a alteraciones y ataques informáticos.

En un discurso el año pasado, un miembro del consejo de administración del banco central alemán, Carl Ludwig Thiele, dijo que “el estudio conceptual del banco muestra que la tecnología de cadena de bloques puede ser adaptada para cumplir con las necesidades actuales y los requerimientos del sistema financiero”.

Diario Las Américas