Internacional
Investigan tesis del atentado en desaparición de avión malayo
Internacional

Tras la misteriosa desaparición entre Malasia y Vietnam de un avión de Malasyan Airlines con 239 personas a bordo, las autoridades y servicios de rescate seguían investigando este domingo todas las hipótesis, entre las que se barajan un accidente o incluso un atentado terrorista.

El vuelo MH370 de Maylasian Airlines despegó después de medianoche del sábado en Kuala Lumpur con destino a Pekín. El contacto con la torre de control se interrumpió dos horas después, poco antes de que el aparato ingresara en el espacio aéreo vietnamita, reseñó DPA.

Según las señales de radar recogidas, el Boeing 777-200 podría haberse dado la vuelta antes de desaparecer, explicaron el domingo los investigadores en Kuala Lumpur. Esto complica la búsqueda, ya que los servicios de rescate tendrían que rastrear un radio más amplio.

Sin embargo, un avión vietnamita avistó en aguas del golfo de Tailandia unos restos que podrían pertenecer al avión. El ministerio precisó que los restos localizados parecían un fragmento de cola y una puerta interior de un avión.

Las piezas se encontraban a unos 93 kilómetros al sur de la isla de Tho Chu, en el mismo área donde se supone que podría haberse estrellado el aparato si es que no cambió de rumbo, como se investiga ahora.

Indicios de terrorismo 

Las señales de radar que indican que el avión se dio la vuelta sorprendieron a los investigadores. Por lo que se sabe hasta ahora, el piloto, con amplia experiencia, no había informado sobre ningún problema a bordo, ni tampoco envió ninguna señal de emergencia.

Los investigadores estudian indicios que podrían apuntar a un ataque terrorista, pues al menos dos de los pasajeros viajaban con pasaportes robados.

“No descartamos nada”, afirmó en rueda de prensa el vicedirector de la autoridad de la Aviación Civil de Malasia, Azhaddin Abdul Rahman.

También hay dudas sobre la identidad de otros pasajeros europeos, explicó el ministro de Transportes de Malasia, Hishamuddin Hussein.

Cinco de los pasajeros no embarcaron y sus equipajes fueron sacados del avión antes de que este despegase.

Falla de seguridad

Interpol criticó a los controles de seguridad malasios por no contrastar con su base de datos de pasaportes robados la lista de pasajeros del avión.

Desde Lyon, Interpol confirmó que al menos dos de los pasajeros del vuelo desaparecido viajaban con pasaportes robados a un austriaco y un italiano en Tailandia en 2012 y 2013.

EEUU envió varios equipos a Malasia para ayudar en las investigaciones. El FBI analizará varias hipótesis.