Internacional
Irán solicita a Austria más seguridad en el hotel de las negociaciones
Internacional

El Ministerio de Exteriores austríaco declinó hoy comentar detalles sobre la carta recibida desde la embajada de Irán para que Austria refuerce la ciberseguridad en el hotel vienés que acoge las negociaciones nucleares, tras la detección de un virus espía en establecimientos similares que han albergado las conversaciones entre el país y el Grupo 5+1.

“En principio no hablamos de documentos particulares”, respondió el portavoz del ministerio Martin Weiss a la agencia austríaca de noticias APA, ajustándose a la política habitual de no especificar detalles en este campo.

Esta carta fue enviada el viernes, según fuentes diplomáticas iraníes, tanto al Ministerio de Exteriores de Austria como al de Suiza, pidiendo particularmente a Viena “acciones inmediatas para mantener la seguridad en el lugar de las conversaciones nucleares, incluyendo medidas para incrementar la ciberseguridad”.

La misma fuente descarta cambiar el alojamiento de las reuniones que actualmente transcurren en el Hotel Palais Coburg vienés, destino habitual de los negociadores en la capital austríaca y que no ha confirmado si es uno de los tres establecimientos infectados por el virus espía, de acuerdo con la empresa rusa de ciberseguridad Kaspersky.

La misma carta expresa el malestar de Irán ante la noticia de las posibles escuchas y pide que se le mantenga al tanto del desarrollo de las investigaciones al respecto.

Tanto Austria como Suiza iniciaron el jueves investigaciones sobre este ciberataque tras conocerse, a través de un informe de Kaspersky, que tres hoteles sin identificar que han albergado negociaciones nucleares en los últimos meses estaban infectados por un complejo virus espía de probable origen israelí.

La viceministra de Exteriores de Israel, Tzipi Hotovely, negó que su país estuviera detrás de la operación, y el viceministro de Defensa aseguró en la radio pública que Israel no utiliza esos métodos para obtener información y que tiene otras vías para conocer el desarrollo de las conversaciones.

Hasta el momento, las reacciones de los diplomáticos iraníes han sugerido que estaban preparados para infiltraciones de este estilo.

“Durante las negociaciones hemos tomado precauciones para no dejar trascender al público ningún detalle de las conversaciones, y puedo decir que hemos tenido éxito en ello”, valoró el jueves el embajador de Irán ante la Agencia Internacional de la Energía Atómica, Reza Najafi.

“Hay enemigos de estas conversaciones, y harán todo lo posible, así que no nos sorprende ni es inesperado”, sentenció.

Las negociaciones entre Irán y EEUU, Rusia, China, Francia, Reino Unidos y Alemania para limitar y vigilar el programa nuclear iraní a cambio del levantamiento de sanciones han transcurrido en los últimos meses en hoteles de Viena y las ciudades suizas de Lausana, Ginebra y Montreux.

Actualmente, los directores políticos de todos los países están reunidos en el Palais Coburg de Viena a falta de 17 días para que venza el plazo en el que deben firmar el acuerdo definitivo, sin que se hayan anunciado progresos específicos. EFE