Internacional
Japón aprueba la normativa que amplía el papel de su Ejército
Internacional

El Gobierno nipón aprobó hoy un conjunto de leyes destinadas a expandir las actividades de las Fuerzas de Auto Defensa (Ejército) a nivel internacional y que suponen un cambio de rumbo significativo en la política de Defensa del país asiático.

El Gabinete del primer ministro nipón, Shinzo Abe, aprobó el conjunto de proyectos de ley que plasmaran la nueva interpretación de la Constitución pacifista, que desde 1945 limitaba las actividades de las tropas niponas a la defensa en caso de agresión bélica.

La nueva legislación, que tendrá que ser aprobada por el Parlamento, levantará las restricciones geográficas para las operaciones de las fuerzas armadas niponas, de modo que éstas podrán por ejemplo acudir en ayuda de países aliados que sean atacados, un concepto denominado “auto-defensa colectiva”.

Además, las tropas niponas podrán efectuar operaciones de rescate de ciudadanos nipones que se vean envueltos en ataques terroristas o conflictos bélicos en otros países, algo no permitido por la actual normativa.

La iniciativa tiene como objetivos principales “garantizar la protección de los ciudadanos nipones” y “contribuir de forma más activa a la seguridad internacional”, explicó hoy a los medios un portavoz de Exteriores.

La reforma legal va en línea con la estrategia de Abe de aumentar el peso de Japón a nivel global y de la mano de Estados Unidos, su principal aliado, que ha dado el beneplácito a su aprobación.

Para muchos observadores, también se trata de una respuesta ante el auge militar de China en la región Asia-Pacífico, un país con el que Japón mantiene disputas territoriales, y para hacer frente al desarrollo de misiles y del programa nuclear de Corea del Norte.

La normativa ha sido promovida por el Gobierno pese al alto rechazo de la población nipona que reflejan las encuestas, debido sobre todo a la reinterpretación del carácter pacifista de la Carta Magna.

En la última consulta efectuada el mes pasado por la agencia Kyodo, el 48,4 por ciento de los consultados rechazó la propuesta legislativa.

Durante los últimos días se han organizado varias manifestaciones frente la oficina de Abe para expresar este descontento, en las que han llegado a congregarse varios miles de personas.

Está previsto que la nueva legislación sea aprobada definitivamente en la Dieta (Parlamento) nacional antes de que termine el actual curso parlamentario en verano.

Fuente: EFE