Internacional
Keiko Fujimori presentará recurso para lograr la excarcelación de su padre
Internacional

La líder del partido fujimorista Fuerza Popular, Keiko Fujimori, hija del encarcelado expresidente peruano Alberto Fujimori, anunció hoy que la próxima semana presentará un recurso judicial para lograr la libertad de su padre, que purga una condena de 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad.

En un vídeo difundido en sus redes sociales, Keiko Fujimori, perdedora de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de 2011 y 2016, denominó a ese recurso el “hábeas corpus de la libertad”, que en su opinión “abre un nuevo camino” para excarcelar a su padre, de 78 años, quien gobernó Perú entre 1990 y 2000, reseñó Efe.

“Como hija, y amparada en la fuerza de mis convicciones, venimos construyendo el camino legal para demostrar que el juicio a mi padre fue un juicio político, con una sentencia prefabricada, en parte en el extranjero”, comentó Keiko.

Alberto Fujimori ya intentó anular la sentencia el año pasado con otro hábeas corpus en el que aducía falta de garantías al debido proceso, en el que acusaba al magistrado César San Martín de haber vulnerado el principio de imparcialidad por consultar a juristas mediante correos electrónicos antes de condenarlo. 

Sin embargo, el recurso del expresidente fue declarado infundado tanto por la Corte Suprema como luego por el Tribunal Constitucional.

El nuevo recurso anunciado por Keiko Fujimori se presentará en pleno debate suscitado en la opinión pública sobre la conveniencia de que Alberto Fujimori sea indultado, un beneficio extraordinario que solo puede otorgar el actual presidente, Pedro Pablo Kuczynski. 

Keiko consideró que “es muy triste ver la utilización política de gobernantes que juegan con las esperanzas de libertad del hombre que lideró con éxito una de las etapas más duras de nuestro país”, en referencia a Kuczynski, quien primero dijo estaba evaluando el indulto de Fujimori y después se desdijo.

La líder de Fuerza Popular explicó que no usará el poder político para favorecer a familiares, y por esa circunstancia su partido hizo que, con sus votos en contra, la Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Congreso de Perú archivara un proyecto de ley para otorgar prisión domiciliaria a presos mayores de 75 años. 

“Desde un inicio fue planteado con nombre propio, y llevó a los parlamentarios de Fuerza Popular a votar, con dolor pero también con responsabilidad, en contra. Nosotros no daremos leyes con nombre propio porque es inconstitucional”, justificó Keiko Fujimori.

Alberto Fujimori se encuentra desde este jueves hospitalizado en una clínica de Lima a la que fue trasladado desde su celda tras sufrir una taquicardia, que según dijo ayer su hijo, el congresista Kenji Fujimori, está provocada por las “falsas expectativas” de libertad ante un eventual indulto. 

La ministra de Justicia y Derechos Humanos, María Soledad Pérez Tello, explicó en abril que Fujimori no reúne las condiciones para un indulto humanitario porque no tiene una enfermedad terminal ni otra que se agrave por sus condiciones carcelarias. 

Fujimori es el único recluso de una prisión construida expresamente para albergarlo, y cuenta con asistencia médica permanente, pero periódicamente es trasladado de clínicas para una atención más especializada.

Esos problemas médicos le llevaron a presentar hasta ahora dos solicitudes de indulto humanitario, la primera rechazada en 2013 por el entonces presidente Ollanta Humala, y la segunda el año pasado, cuyo trámite abandonó cuando Kuczynski anunció que no tenía intención de indultarlo. 

Fujimori fue condenado en 2009 como autor mediato (con dominio del hecho) de las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), donde murieron 25 personas a manos del grupo militar encubierto Colina, y por los secuestros del empresario Samuel Dyer y del periodista Gustavo Gorriti, después del autogolpe de Estado que dio el 5 de abril de 1992.

EFE