Internacional
Kerry dice que ha llegado hora de las decisiones en la negociación con Irán
Internacional

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, John Kerry, dijo hoy que ha llegado la hora de las decisiones finales en relación a un acuerdo nuclear con Irán porque extender las negociaciones no hará más fácil dar los pasos cruciales que se requieren.

“Es el momento de las decisión”, declaró Kerry en una breve declaración que leyó ante la prensa, de la que no aceptó preguntas.

“No hemos alcanzado -continuó- la línea final, pero que nadie se equivoque, tenemos la oportunidad de hacer que funcione. Es cuestión de voluntad y de decisiones políticas importantes”.

Kerry viajará esta tarde a Londres, donde se reunirá por la noche con sus homólogos de Francia, Reino Unido y Alemania, para coordinar los próximos pasos de esta parte final del proceso negociador.

Las seis potencias que negocian con Irán una serie de restricciones a su programa nuclear, a cambio del alivio de las sanciones económicas que sufre, están unidas en su “objetivo, enfoque y determinación”, aseguró.

El secretario de Estado adelantó que esta noche compartirá con sus homólogos europeos “ideas sobre cómo resolver los temas que bloquean” llegar a un documento final.

Agregó que lo mismo hizo anoche en conversaciones telefónica que mantuvo con los ministros de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov; y de China, Wang Yi, los otros dos países que completan el grupo de países que negocia con Teherán.

“Hablé con los ministros Lavrov y Yi, y quiero subrayar que ésta es una negociación del G-5 (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad) más uno (Alemania) y que estamos unidos”, comentó.

Este comentario fue la respuesta implícita a las versiones que circulan con insistencia sobre los obstáculos que estaría poniendo Francia a un acuerdo, al defender últimamente una posición incluso más dura que la de Estados Unidos en estas negociaciones.

Kerry ha pasado toda la semana en Lausana en innumerables reuniones con su contraparte iraní, Mohamad Yavad Zarif, en unas negociaciones que todas las partes han coincidido en que son determinantes y de las que debería salir un acuerdo nuclear integral y de largo plazo con Irán.

La única alternativa es el fracaso de un proceso diplomático que empezó hace dos años y medio, y que a finales de 2013 permitió llegar a un acuerdo provisional que congeló el avance del programa nuclear de Irán, mientras se negociaba un arreglo definitivo.

Kerry confirmó hoy que en los últimos seis días hubo “progresos substanciales hacia el objetivo fundamental”, que es que un acuerdo que garantice los fines pacíficos del programa nuclear iraní.

Sin embargo, el secretario de Estado aceptó enseguida que persisten “importantes brechas” entre la posiciones de unos y otros.

Kerry confirmó que se está en la recta final de unas negociaciones en las que “se ponen en juego cosas muy importantes con asuntos muy complicados, altamente técnicos y que están todos interrelacionados”.

Para entrar lo que debería ser la fase culminante de estas negociaciones, todas las partes involucradas volverán a reunirse en Lausana a partir del próximo día 26, según confirmó hoy el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, en un comunicado fechado en Lausana.

“Es tiempo de decisiones. Queremos un acuerdo bueno, que haga al mundo más seguro y la mejor manera de conseguirlo es a través de un acuerdo duradero e integral que todas las partes cumplan”, recalcó Kerry.

Refirió que los temas centrales que deben formar parte del acuerdo deben estar resueltos para finales de este mes, lo que daría tiempo para completar todos los anexos técnicos necesarios y proceder a una firma oficial a más tardar el 30 de junio, cuando vence el plazo final.

El jefe de la diplomacia estadounidense subrayó que el cumplimiento del acuerdo “no dependerá de la confianza, sino de verificaciones que nos permitan conocer y comprender lo que está pasando” con el desarrollo nuclear iraní.

Desde Teherán, el presidente de Irán, Hasan Rohaní, envió una señal de que un acuerdo está al alcance de las manos al afirmar que el progreso registrado esta semana permite pensar que los temas pendientes puede resolverse.

“En esta ronda de conversaciones, surgieron puntos de vista convergentes en algunas áreas donde había diferencias de opinión, lo que puede ser la base del acuerdo final”, declaró a la agencia de prensa IRNA.

Rohaní consideró que es normal que “no todas las partes estén satisfechas al 100 por ciento”. EFE