Internacional
La aviación rusa destruye centro de mando y arsenales del EI en Siria
Internacional

La aviación rusa destruyó un centro de mando, un arsenal y un almacén subterráneo de explosivos del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en Siria, informó hoy el Ministerio de Defensa de Rusia.

“En las últimas 24 horas los aviones rusos Su-34 y Su-24M realizaron 20 vuelos contra nueve objetivos terroristas del EI”, dijo Ígor Konashenkov, portavoz castrense ruso.

Los ataques aéreos rusos se centraron en las provincias de Idleb y Al Raqqa, principal bastión yihadista en el país árabe.

Los cazabombarderos Su-34 volaron por los aires un puesto de mando situado en un edificio fortificado y también un búnker que almacenaba material explosivo y municiones en la provincia de Al Raqqa.

Además, los bombarderos Su-24M destruyeron en la zona de Yisr al Shugur (Idleb) una base yihadista con armamento y automóviles militares utilizados por los terroristas para cometer atentados, según el general ruso.

En la misma provincia resultó totalmente destruido otro fortín del EI cerca de Maaret al Nuaman con armamento, munición y material explosivo.

Konashenkov explicó que la desviación máxima de las coordenadas designadas por parte de las bombas KAB-500 utilizadas por los aviones rusos es de cinco metros.

“Estas y otras bombas de alta precisión han sido utilizadas en los últimos días contra los objetivos del EI: centros de mando, almacenes de munición y fábricas donde se fabrican las armadas para los terroristas suicidas”, apuntó.

Precisó que los vuelos de la aviación rusa se llevan a cabo en coordinación con el mando militar sirio independientemente de las condiciones climatológicas, de visibilidad y de la hora del día.

El militar también destacó que, por el momento, no se ha detectado el uso de baterías antiaéreas por parte de los terroristas contra los aviones rusos.

Seguidamente, comentó las imágenes grabadas por los drones, en los que se ven la fuertes explosiones causadas por los bombardeos, lo que demostraría, según el general, que dichos objetivos yihadistas albergaban almacenes de munición y material explosivo.

Rusia insistió hoy en que el único objetivo de su campaña de bombardeos aéreos en el país árabe es acabar con los yihadistas y de esa forma defender a su pueblo de la amenaza terrorista.

“Nosotros defendemos al pueblo de Rusia de la amenaza del terrorismo, ya que siempre es mejor hacerlo en el extranjero que dentro de tus propias fronteras”, dijo hoy el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, al canal de noticias “Rusia 24″.

El presidente estadounidense, Barack Obama, denunció ayer que “está claro” que las fuerzas rusas en Siria “no distinguen entre el Estado Islámico y la oposición moderada suní y eso es una receta para el desastre”.

“Rechazamos la teoría de Rusia de que cualquiera que esté contra Asad es un terrorista”, señaló. EFE