Internacional
La huelga y las protestas mantienen en vilo a Brasil a días del Mundial
Internacional

La huelga del metro comenzó como uno de los tantos conflictos gremiales que tiene Brasil en vísperas del Mundial de Fútbol. Pero se ha vuelto un reto clave para el país antes de que Sao Paulo reciba el partido inaugural de la Copa, el jueves.

Una asamblea de trabajadores del metro paulista resolvió el domingo mantener la huelga por mejoras salariales que lleva cuatro días y causó embotellamientos sin precedentes en la ciudad, pese a que la justicia la declaró ilegal.

Esto significa que a partir del lunes pueden reiterarse las escenas de caos en el tránsito de la mayor ciudad brasileña, a la que llegarán miles de turistas y autoridades extranjeras para el partido inaugural de la Copa, entre Brasil y Croacia.

La huelga en el metro de Sao Paulo se ha vuelto “un problema del país, sin duda”, sostuvo Marco Antonio Teixeira, un experto en políticas públicas de la Fundación Getulio Vargas, basado en esa ciudad brasileña.

Teixeira notó que, a diferencia de otros conflictos recientes que el gobierno de Dilma Rousseff parece haber desactivado, como las protestas de trabajadores sin techo, en el caso del metro la responsabilidad recae sobre el gobierno estatal de Sao Paulo.

“La gran cuestión es que en este asunto el gobierno federal no tiene cómo actuar”, explicó el analista en diálogo con BBC Mundo.

(Con información de BBC)