Internacional
La UE pedirá a Rusia que deje de atacar a la oposición siria
Internacional

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) pedirán el lunes a Rusia que cese los ataques a la oposición en Siria, ya que además de fortalecer al régimen de Bachar Al Asad, pueden incluso radicalizar a algunos grupos moderados, indicaron hoy fuentes diplomáticas.

Los titulares de Exteriores tienen previsto debatir en un Consejo en Luxemburgo la situación en Siria y aprobar unas conclusiones que han generado ciertas discrepancias entre los países.

El principal punto de discordia del documento se debía a que Francia y Reino Unido deseaban hacer una mención expresa a Al Asad como “responsable” de la trágica situación en el país y excluyéndole de cualquier solución política futura, indicaron las fuentes.

Frente a esos dos Estados miembros, España y cerca de 20 países más defendían que un eventual proceso de negociación en Siria incluya a todos los que tienen peso en el conflicto.

“Aquí nadie defiende a Al Asad, sino la necesidad de contar con el régimen sirio para negociar”, precisaron las fuentes.

“Lamentablemente, (Al Asad) es una parte imprescindible” de la solución al conflicto, añadieron.

Según un informe, en estos momentos el 75 % de los objetivos de ataques rusos en territorio sirio se dirigen contra grupos de la oposición moderada, mientas que solo el 25 % son contra el Estado Islámico (EI), indicaron las fuentes.

Rusia, que preparó la intervención siria durante seis meses, está desplegando “material militar de primera categoría”, aunque sus acciones le hacen asumir también “grandes riesgos”, empezando por las bajas que pueden producirse entre sus filas.

Además de reforzar al presidente sirio, según las mismas fuentes, los ataques contra la oposición pueden hacer que algunos grupos moderados terminen radicalizándose.

Ante la escalada militar rusa, añadieron, la UE “debe recuperar la agenda de la paz y negociación para Siria”.

Según otras fuentes, existe consenso entre los Veintiocho sobre la necesidad de pedir a Moscú que intente coordinar los ataques con los países de la coalición internacional que operan en Siria.

Por otra parte, los ministros abordarán durante el almuerzo la cuestión de la inmigración, de cara a la cumbre europa del 11 y 12 de noviembre en La Valeta, donde se esperan compromisos concretos sobre los flujos migratorios y de desplazados.

En particular, en Luxemburgo se pasará revista a las medidas acordadas en la conferencia de alto nivel sobre los Balcanes, celebrada el 8 de octubre y en la que participaron los ministros de Exteriores e Interior de la UE y los Balcanes Occidentales.

En ella se acordó reforzar la cooperación para hacer frente a la crisis de demandantes de asilo que huyen de zonas de conflicto como Siria, a través de cinco medidas concretas que desarrollarán en los próximos meses.

El Consejo de Exteriores también hablará el lunes sobre Libia, un punto añadido a la agenda por la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, tras el acuerdo alcanzado la madrugada de hoy para la formación de un Gobierno de unidad nacional, que ahora deberán aprobar los parlamentos de las dos facciones que se disputan el poder.

Por último, los ministros mantendrán un primer debate sobre el futuro de las relaciones entre la UE y los países de África, Caribe y el Pacífico, de cara al fin del acuerdo de Cotonú en 2020. EFE