Internacional
Lagarde seguirá al frente del FMI al ser la única candidata
Internacional

Washington, 11 feb (EFE).- La actual directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, renovará su mandato por cinco años más después de que no se presentasen rivales en el proceso de selección, y contar con el respaldo de la mayoría de los miembros de la institución.

“El periodo para presentar candidaturas para la posición de próximo director gerente se cerró el miércoles 10 de febrero. Un candidato, la actual directora gerente Christine Lagarde, ha sido nominado”, afirmó Aleksei Mozhin, presidente del Directorio Ejecutivo del FMI, en un comunicado.

De este modo, Lagarde, de 60 años, continuará al frente de la principal institución financiera global, después de un proceso en el que sorprendentemente no hubo más candidatos.

Se espera que la ex ministra de Finanzas de Francia sea ratificada en el cargo el próximo 3 de marzo, para el nuevo periodo 2016-2021.

Se trata de la primera vez que el jefe de la principal institución financiera mundial renueva su mandato en más de una década, después de que sus predecesores Rodrigo Rato (2004-2007) y Dominique Strauss-Kahn (2007-2011), dejasen el cargo antes de cumplir los cinco años preceptivos.

En esta ocasión, el proceso ha sido mucho más ágil debido a la falta de confrontación por parte de los mercados emergentes, que en 2011 aprovecharon su solidez económica para exigir una reforma en el seno de la institución creada en 1944 e incrementar el peso de las economías en desarrollo.

Cinco años atrás, pusieron en duda el acuerdo tácito alcanzado por las potencias occidentales cuando se creó el FMI y el Banco Mundial (BM), y por el cual la jefatura del Fondo la ostentaba un europeo mientras que la del BM correspondía a un estadounidense.

Con el apoyo de EE.UU. y Europa, Lagarde, finalmente, superó a su rival, Agustín Carstens, actual gobernador del Banco de México.

En gran medida, la actual falta de oposición es resultado de las dificultades que enfrentan algunos de estos países, como es el caso de Rusia y Brasil, en sendas recesiones; y la debilidad de otros, como Sudáfrica y Turquía.

Por su parte, China, la gran locomotora mundial y que está inmersa en un cambio de modelo hacia una economía más basada en la demanda interna, ha logrado recientemente uno de sus grandes objetivos en la institución: la inclusión del yuan en la cesta de divisas del Fondo, lo que supuso un decisivo respaldo a Pekín.

Tanto Rusia como China expresaron formalmente su respaldo a que Lagarde siguiera encabezando el FMI.

Por su parte, el secretario del Tesoro de EE.UU., Jacob Lew, destacó hoy en un comunicado el “excepcional trabajo” de la actual directora gerente.

“Estamos encantados por el amplio apoyo que Lagarde se ha garantizado entre los miembros del Fondo, incluidas las economías emergentes”, dijo Lew.

Asimismo, y después de incontables retrasos, el FMI consiguió finalmente sacar adelante la reforma del sistema de cuotas que rige el organismo, con el objetivo de dar mayor representación a los emergentes, y que desbloqueó el Congreso de EE.UU. en diciembre pasado.

Lagarde encara numerosos desafíos al frente del Fondo en el futuro próximo.

Entre ellos, la decisión sobre si la institución se involucra en el nuevo programa de rescate a Grecia, la dudas sobre el actual plan de asistencia a Ucrania, o la posibilidad de que países exportadores de materias primas deban recurrir a ayuda financiera ante sus sombrías perspectivas económicas por la caída de los precios.

También planea sobre ella, el hecho de que vaya a ser juzgada en París por su presunta “negligencia” en la indemnización millonaria concedida por el Estado francés al empresario Bernard Tapie en 2007, cuando ella era ministra de Economía.

No obstante, Lagarde ha insistido en repetidas ocasiones en su inocencia y el Directorio Ejecutivo ha recalcado su “confianza” en su actual jefa. EFE