Internacional
Liberales quieren negociar con PP y PSOE aunque Felipe VI no tenga candidato
Internacional

El presidente del partido emergente Ciudadanos (liberales centristas), Albert Rivera, trasladó hoy al rey Felipe VI la necesidad de que esta misma semana se ponga en marcha el “proceso constitucional” para elegir presidente del Gobierno, incluso aunque el monarca no proponga todavía un candidato.

Felipe VI retomó hoy la agenda de encuentros bilaterales con las fuerzas políticas, dentro de la segunda ronda de contactos para proponer un candidato, una situación inédita en España, después de que el presidente del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy (PP, centroderecha) declinara su oferta.

Rivera cree que frente a la “agenda personal” de Rajoy y el líder socialista Pedro Sánchez (PSOE), y el “bloqueo” institucional de las últimas semanas, su partido está dispuesto a negociar, en primer lugar con estos dos partidos, un “gobierno de transición” y un paquete de reformas.

Ciudadanos, que es la cuarta fuerza del Congreso, con 40 escaños, frente a los 123 del PP (en el poder, centroderecha), los 90 del socialista PSOE y los 69 de Podemos (izquierda), el otro partido emergente.

Si bien recalcó que su partido podría decantarse por abstenerse en la investidura para facilitar un gobierno -de PSOE o PP-, respecto a la posibilidad de que voten a favor de Sánchez dijo: “No lo consideramos. Igual que dije en otra entrevista que tampoco consideraba ir a la luna pero que no lo descartaba (…) En principio no, pero insisto, no lo voy a decir aquí porque no lo sé”.

El presidente de Ciudadanos aseguró que todavía no ha mantenido ningún contacto con el resto de partidos, a la espera de que el rey culmine mañana la ronda de consultas con los líderes políticos, tras ver esta tarde a Pablo Iglesias (Podemos) y, mañana, a Rajoy y a Sánchez.

Aunque el rey no proponga mañana un candidato o se dé un tiempo para tomar su decisión, las negociaciones con el PSOE y con el PP se deben abrir “sí o sí”, recomendó.

Rivera, que se ha mostrado reticente a facilitar un gobierno del que forme parte Podemos, dejó claro que él no pone ningún tipo de “cordón sanitario” a esta formación, con el que no coincide en muchos aspectos, como por ejemplo la reforma de la Ley Electoral española.

Esto significa que no apoyará un gobierno en el que esté Podemos porque, entre otras razones, respalda la celebración de un referéndum de autodeterminación para Cataluña, pero ve posible llegar a acuerdos legislativos con este partido. EFE