Internacional
Los empleados de Audi califican el escándalo de “un gol en propia puerta”
Internacional

Los representantes de los empleados de la marca de lujo Audi califican el escándalo de manipulación de cifras de gases nocivos de “un gol en propia puerta” de la empresa.

“En el escándalo de las emisiones de gas se trata de un error gravemente negligente de unos pocos, que equivale a un gol en propia puerta empresarial”, según dijo el comité en una carta dirigida a los empleados y a la que tuvo acceso la agencia alemana Dpa.

“Pero no es el fracaso de todo el consorcio, como se discute actualmente en la opinión pública”, apostillan los representantes de los trabajadores de Audi, la marca de lujo de Volkswagen.

Añaden en la carta que en ningún momento se ha puesto en peligro la seguridad de los clientes y que hay que cuestionar la cultura empresarial actual para alejarse de la jerarquía rígida y llegar a la franqueza, transparencia y la confianza mutua.

Volkswagen ha engañado de forma sistemática, al menos desde 2009 y hasta 2014, instalando un software en los motores diésel EA 189 que permite al vehículo reconocer que está pasando una prueba y altera el régimen del motor para emitir menos gases contaminantes (óxido de nitrógeno).

Volkswagen dijo la semana pasada que están afectados 11 millones de vehículos en todo el mundo, de ellos 5 millones son de la marca Volkswagen, 2,1 millones de Audi, 1,2 millones de Skoda , 700.000 de Seat y 1,8 millones de Vehículos Comerciales.

Los modelos de Audi afectados son el A1, A3, A4, el A6, el deportivo TT y el Q3 y Q5, que están equipados con motores turbodiesel trucados de 1,6 y 2 litros.

Los motores actuales, que cumplen la normativa europea EU 6, no están manipulados, al igual que en las otras marcas de Volkswagen. EFE