Internacional
Macri y Vargas: corrupción y populismo socavan democracia
Internacional

Para el presidente de Argentina y el escritor peruano, los enemigos de América Latina no son las dictaduras, sino las “revoluciones mesiánicas”. Ambos coincidieron en Madrid.
Durante un coloquio abierto realizado en la Casa de América, en Madrid, el presidente de Argentina, Mauricio Macri, y el escritor peruano y Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, coincidieron este jueves (23.02.2017) en que la corrupción y el populismo son los principales enemigos de América Latina, una región del planeta que ha dejado atrás las dictaduras para someterse a “revoluciones mesiánicas”.

“Un diálogo por la democracia y el futuro” se llamó el encuentro, realizado en una atmósfera de relajo, más similar a una conversación de amigos. Tan así que Vargas Llosa confidenció que Macri le había pedido sacarse las corbatas y tutearse durante el acto. En esa tesitura se dio el encuentro, donde el mandatario argentino acusó que los gobiernos populistas carecen de gestión: “para robarse dos, dilapidan diez”, afirmó.

Venezuela, Brasil, el Estados Unidos de Donald Trump y la eterna promesa del desarrollo argentino fueron algunos de los temas abordados. La situación venezolana ocupó, sin embargo, mayores espacios, con Vargas Llosa calificando de “brutalmente injusta” la detención del opositor Leopoldo López, condenado a casi 14 años de prisión. “Muestra que siempre hay un escalón más hacia el infierno”, respondió Macri, con dureza.

Aislarse no da frutos

Argentina no quedó fuera del diálogo. Vargas Llosa describió la situación que encontró Macri al llegar al Gobierno hace 14 meses como la de “un país al que los esposos ‘K’ (Kirchner) prácticamente habían devastado: tenía una cuarentena internacional, casi había perdido el crédito, no había inversiones extranjeras, la situación interna no podía ser más catastrófica”. Macri, en tanto, dijo que desde que asumió pudo “superar el sentimiento peor que le puede pasar a una sociedad, que es la resignación. Ése es mi mayor éxito”.

El mandatario, al referirse a Estados Unidos, sostuvo que Argentina también apostó por aislarse en el pasado y que no le rindió frutos. “Estamos en un mundo de cambios. Y los miedos manejan elecciones”, comentó. “Argentina va en la siguiente ola, porque ya probamos estas recetas de aislarse, de vivir con lo nuestro. Y no funcionaron”. Ambos también elogiaron al presidente de Brasil, Michel Temer. “El movimiento en Brasil es contra la corrupción, para regenerar la democracia”, aseguró Vargas Llosa.

DZC (EFE, dpa)/DW