Internacional
Más de 40 colegios surcoreanos suspenden clases por coronavirus
Internacional

Más de 40 guarderías y colegios de Corea del Sur cerraron hoy debido a la alarma por el brote del Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) o nuevo coronavirus, que de momento ha dejado 25 contagiados, dos de los cuales han fallecido.

Varias decenas de estos centros educativos suspendieron las clases hasta finales de esta semana solo en la provincia de Gyeonggi, que rodea Seúl, informó la agencia local Yonhap.

Algunos de ellos se encuentran en los alrededores del hospital en el que el 21 de mayo dio positivo el paciente que presuntamente trajo la enfermedad a Corea del Sur tras un viaje a Baréin y Catar.

Otros cuatro colegios de primaria en la provincia de Chuncheong del Norte, en el centro del país, también han cerrado hasta el viernes tras conocerse que un profesor es hijo de uno de los contagiados y le fue a visitar al hospital a finales de mayo, según relató Yonhap.

La presencia de la enfermedad ha desatado una gran preocupación en el país, que se ha intensificado al confirmarse los dos primeros muertos por el virus, una mujer de 58 años y un hombre de 71, además de seis nuevos contagios que elevan el número total a 25.

De los seis nuevos portadores dos no fueron infectados directamente por el primer paciente sino por personas que contrajeron el MERS después, lo que ha elevado aún más los temores a una propagación más amplia en este país de 50 millones de habitantes con una alta densidad de población.

En este contexto, el Gobierno anunció el lunes que establecerá una prohibición temporal de viaje para las personas que han estado expuestas al coronavirus, mientras la presidenta Park Geun-hye solicitó a las autoridades sanitarias “movilizar todos los recursos disponibles” para prevenir su propagación.

Además, se ha puesto en cuarentena a 682 de las más de 700 personas que estuvieron en contacto directo con los afectados.

El MERS, que alcanzó su punto álgido hace aproximadamente un año en varios países de Oriente Medio, tiene una mortalidad del 40 por ciento aproximadamente, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), y no puede ser combatido con vacunas o tratamientos, aunque su contagio tampoco es fácil y requiere un contacto muy directo.

Expertos surcoreanos han apuntado que la tasa de mortalidad del nuevo brote podría ser menor de la indicada por la OMS, ya que ahora se conocen las causas del virus.

Unas 1.160 personas en 24 países han sido confirmadas como portadores del MERS-CoV desde que fuera detectado el primer caso en Arabia Saudí en 2012.

Fuente: EFE