Internacional
Merkel rechaza una UE aislada detrás de vallas y pide cooperar con Turquía
Internacional

Berlín, 17 feb (EFE).- La canciller de Alemania, Angela Merkel, instó hoy de nuevo a sus socios europeos a cooperar con Turquía para frenar la crisis de los refugiados reforzando la vigilancia de las fronteras marítimas de la UE y rechazó la posibilidad de aislar al continente detrás de una valla.

“Un continente que sólo reacciona aislándose justo detrás de las fronteras marítimas y que dice que el que se está detrás de las vallas no le interesa, ésa no puede ser la respuesta europea”, manifestó Merkel ante el pleno del Bundestag ante el Consejo Europeo que se celebra jueves y viernes en Bruselas.

La disyuntiva a la que se enfrenta Europa, afirmó Merkel por segundo día consecutivo, es cooperar con Turquía para frenar la inmigración irregular y ordenar los flujos o levantar vallas en las fronteras de Grecia con Macedonia y Bulgaria, con consecuencias para el espacio Schengen.

Merkel ratificó su apuesta por la primera de las vías para lograr reducir “de forma sensible” la cifra de refugiados que siguen llegando e insistió en que el debate sobre posibles nuevos contingentes desde Turquía se abrirá cuando se compruebe que se ha frenado la inmigración ilegal en el Mediterráneo.

Tras recalcar que la Unión Europea (UE) debe aprender a cooperar con sus vecinos y a proteger sus fronteras marítimas, tarea más difícil que proteger las terrestres, subrayó la importancia de la misión de la OTAN en el Mediterráneo, que “solo tendrá éxito” en colaboración con los guardacostas turcos y con Frontex.

La apuesta alemana, recordó, es combatir en origen las causas que llevan a las personas a emprender la huida, reforzar la protección de las fronteras exteriores entre Turquía y Grecia, repartir las cargas y ordenar y dirigir los flujos.

Mientras en Alemania crecen las críticas a su gestión de la crisis ante la falta de solidaridad europea, Merkel subrayó que “los que necesitan y buscan protección deben conseguir protección” y recordó que más del 90 % de los alemanes sigue creyendo que hay que acoger a quien huye de la guerra, el terrorismo y la persecución.

“Me parece maravilloso”, aseguró.

Los refugiados y las propuestas al Reino Unido para facilitar su permanencia en la UE serán los ejes del Consejo Europeo que comienza mañana, dos retos que, subrayó la canciller, hay que afrontar sin dañar el proyecto europeo.