Internacional
Merkel y Schulz analizan avance de negociaciones de nuevo Gobierno
Internacional

La canciller Angela Merkel se volvió a reunir en Berlín con los líderes del partido opositor socialdemócrata para adelantar las negociaciones sobre el Gobierno con el que pueda renovar un mandato de cuatro años.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el líder socialdemócrata, Martin Schulz, se reunieron hoy (28.01.2018) para analizar el avance de las negociaciones formales iniciadas este viernes de cara a formar una nueva gran coalición en Berlín.

El encuentro comenzó a las 17.00 hora local (16.00 GMT) y en el participan, además de Merkel y Schulz, hasta 15 negociadores de los partidos implicados, la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel, sus socios bávaros de la Unión Socialcristiana (CSU) y el Partido Socialdemócrata (SPD).

Las tres organizaciones iniciaron el viernes conversaciones oficiales para ver las opciones de la formación de Gobierno y quieren cerrar esta ronda negociadora a más tardar el próximo domingo. Simultáneamente a las deliberaciones de los líderes de los tres partidos se celebran conversaciones en 18 grupos de trabajo, que revisan las posturas en todas las posibles áreas de un futuro Gobierno.

Optimistas en a la formación de un nuevo Gobierno

Merkel y Schulz, al comenzar la negociación este viernes, se mostraron optimistas y pidieron celeridad alegando que ya han pasado más de cuatro meses desde las elecciones de septiembre y que Alemania y Europa están esperando. La hoja de ruta pactada el viernes prevé que los grupos de trabajo temáticos tengan para el próximo 2 de febrero un documento consensuado.

El proceso aún podría descarrilar por la disidencia interna en el SPD, ya que el acuerdo de Gobierno final debe ser ratificado en un referéndum vinculante, en el que podrán participar los 440.000 militantes socialdemócratas.

Un proceso difícil

La canciller Merkel dirige el Gobierno en funciones desde hace más de cuatro meses. Su bloque conservador ganó las elecciones del 24 de septiembre, pero sin alcanzar la mayoría necesaria para gobernar. El SPD anunció en ese momento que se pasaría a la oposición tras recibir el peor revés electoral desde 1949.

Esto llevó a Merkel a intentar forjar sin éxito una inédita alianza con el Partido Liberal (FDP) y Los Verdes. Tras el fracaso de este primer intento, el SPD accedió al llamamiento del presidente federal alemán, Frank-Walter Steinmeier, y se reunió con los conservadores para evitar la repetición de elecciones.

FEW (dpa, EFE)DW