Internacional
Moscú llama a comunidad internacional a respaldar intervención rusa en Siria
Internacional

La presidenta del Senado ruso, Valentina Matviyenko, llamó hoy a la comunidad internacional a apoyar la decisión de Rusia de intervenir militarmente en Siria en respuesta a una petición del líder sirio, Bachar al Asad.

“Esperamos que la mayoría de la comunidad internacional apoye las acciones de Rusia como oportunas y muy necesarias. Está en juego la supervivencia de Siria y la prevención de una creciente catástrofe humanitaria”, dijo Matviyenko a la prensa local.

Subrayó que Rusia “no podía dar la espalda al presidente de Siria, Bachar al Asad, y seguir viendo cómo la gente muere, cómo matan a mujeres y niños, y cómo destruyen el patrimonio cultural”.

“Considero que llegó un momento en que no podemos estar sin actuar, que no podemos quedarnos al margen de estos acontecimientos mundiales. Estoy segura de que toda la gente razonable reaccionará con comprensión y apoyará nuestra decisión”, señaló.

Matviyenko aseguró que “la situación en Siria es a día de hoy crítica”, tanto a nivel militar como por los millones de refugiados que huyen de la guerra, y “la integridad territorial y la soberanía de Siria están amenazadas”.

“El Estado Islámico (EI) captura cada vez más y más territorio. Por eso, si ahora no arrancamos de raíz esa hidra allí, donde combate, si no destruimos hoy al EI, es posible que se convierta en una amenaza para todo el mundo”, señaló.

Advirtió de que “el EI puede propagarse a cualquier país, desde Europa a Rusia“, por lo que la decisión de intervenir en el país árabe responde a “los intereses de la seguridad nacional de Rusia“.

Recordó que Al Asad es “el legítimo presidente” de Siria y aseguró que los bombardeos aéreos perpetrados por EEUU, Francia y Australia “son ilegales”, ya que “violan el derecho internacional”.

En su opinión, intervenir en otro país sólo se puede con el beneplácito de la ONU o tras recibir autorización de las autoridades del Estado en cuestión.

“Los que participan en dicha operación no han recibido esa autorización”, resaltó.

Matviyenko insistió en que el Ejército sirio necesita el apoyo de la aviación rusa para derrotar a los yihadistas, pero consideró ineficaz los bombardeos de las potencias occidentales sin coordinación previa con Damasco.

Al mismo tiempo, descartó rotundamente, al igual que lo había hecho este lunes en Nueva York el presidente ruso, Vladímir Putin, un posible despliegue de tropas de tierra en el país árabe.

Con el fin de evitar encontronazos y malentendidos, reveló que el Ministerio de Defensa ruso se ha puesto en contacto con sus aliados para informarles sobre los planes.

El Senado autorizó esta mañana el uso de las fuerzas aéreas rusas en Siria a solicitud de Putin, quien por su parte había recibido este lunes una petición por escrito del propio Al Asad, según medios locales.

En su primera intervención ante la Asamblea General de la ONU tras diez años de ausencia, Putin consideró este lunes un “grave error” no ayudar a Bachar al Asad y abogó por crear una amplia coalición internacional contra los yihadistas con participación crucial de los países de la región. EFE