Internacional
Muere palestina disparada por fuerzas israelíes en ataque frustrado en Hebrón
Internacional

Una palestina murió hoy por los disparos de las fuerzas de seguridad israelíes tras intentar llevar a cabo un apuñalamiento en la ciudad cisjordana de Hebrón, informó la Policía israelí.

La fuente informó poco antes de que el suceso se produjo en un puesto de control en las inmediaciones de la Tumba de los Patriarcas, al que llegó “una palestina que despertó las sospechas de los agentes de la Guardia Fronteriza en el lugar”.

El mensaje precisa que cuando las fuerzas israelíes pidieron a la sospechosa que se identificara, ésta “sacó un cuchillo y se acercó a uno de los guardias mientras gritaba en árabe. Éstos le dispararon certeramente y la neutralizaron”.

Horas antes, un colono israelí resultó herido por un palestino en un nuevo apuñalamiento registrado cerca del bloque de asentamientos judíos de Gush Etzion, en el sur del territorio palestino ocupado de Cisjordania, informaron fuentes médicas y militares.

“Un israelí fue apuñalado por un palestino en Gush Etzion. La información inicial sugiere que, antes del ataque, el israelí salió de su coche después de que tirasen piedras a carretera. El palestino, entonces, atacó al israelí apuñalándole en el pecho”, informó el Ejército israelí.

“Los datos preliminares sugieren que dos asaltantes disfrazados de hombres ultraortodoxos atacaron al israelí, que respondió al ataque disparando contra ellos antes de que huyesen del lugar. Fuerzas están buscando a los autores en el área”, añade la nota militar.

La Policía informó esta mañana de otro caso en el que un sospechoso árabe israelí de 34 años fue detenido en la zona de Tiberíades, en el norte de Israel, cuando supuestamente trataba de llevar a cabo un ataque con cuchillo en el autobús en el que viajaba, que fue impedido por varios de los viajeros, que lo inmovilizaron.

Además, un palestino que portaba un cuchillo fue detenido e interrogado esta mañana cerca de la intersección de Tapuaj, en el norte de Cisjordania y al sur de Nablus, informó Ynet.

En la oleada de violencia de este mes han muerto ya 54 palestinos, 9 israelíes, un eritreo y un árabe israelí.

Esta mañana se registró un supuesto caso de lo que se conoce como “política de precios”, en el que presuntos extremistas israelíes quemaron un coche palestino entre los barrios de Um Tuba y Sur Baher, en Jerusalén Este, cerca del cual escribieron el mensaje “muerte a los árabes” y “venganza administrativa”. EFE