Internacional
Mueren 11 civiles en ataque aéreo de la coalición árabe en Yemen
Internacional

Al menos once civiles murieron y otros 33 resultaron heridos anoche al ser destruidas seis viviendas por bombardeos aéreos de la coalición árabe, encabezada por Arabia Saudí, en la provincia de Eb, en el centro del Yemen.

 

Según informó hoy la agencia de noticias yemení, Saba, bajo el control del movimiento chií de los hutíes, los ataques tuvieron lugar en la localidad de Yarin, y las casas estaban ubicadas al lado de un cuartel de la antigua Guardia Republicana, leal al expresidente yemení, Ali Abdalá Saleh, aliado de los hutíes.

 

La agencia no especificó si hubo bajas entre los soldados en el interior de esa base militar.

 

Los ataques aéreos también continuaron la noche pasada en Sana y sus alrededores. Un misil impactó en el aérea de salida del aeropuerto internacional de la capital yemení, pero no causó bajas debido a que el lugar está cerrado y en el no hay funcionarios.

 

Un segundo misil destruyó cinco viviendas ubicadas en las cercanías del aeropuerto, que también se encontraban vacías porque sus moradores habían huido tras el comienzo de los bombardeos en esa zona, el pasado jueves.

 

Asimismo, según pudo constatar Efe en Saná, milicianos hutíes recorren las calles de la ciudad en vehículos equipados con altavoces en los que difunden himnos tratando de subir la moral a sus seguidores.

 

En la capital, grupos de chicas adolescentes recaudan donaciones casa por casa para ayudar a la milicia chií en Saná, de donde cientos de personas están huyendo en vehículos cargados con sus pertenencias hacia zonas rurales más seguras.

 

Asimismo, testigos de la ciudad meridional costera de Adén manifestaron que los bombardeos aéreos nocturnos destruyeron la torre de control y la principal pista del aeropuerto internacional local.

 

Ayer, los milicianos chiíes habían tomado el control de ese aeródromo, pero hoy se desconoce si aún permanecen en sus dependencias.

 

Según los testigos, un número indeterminado de civiles resultaron muertos y heridos por los ataques en las zonas residenciales cercanas al aeródromo.

 

Unos 40 civiles murieron y otros 250 resultaron heridos ayer en los bombardeos de la coalición árabe contra un campamento de desplazados en el noroeste del Yemen, según denunció el Ministerio el Defensa de los hutíes.

 

Arabia Saudí, al frente de una coalición compuesta por Baréin, Catar, Kuwait, Emiratos, Jordania, Egipto, Sudán y Marruecos, lanzó el pasado jueves una ofensiva con el objetivo de frenar el avance de las milicias chiíes, contra el presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, que se refugiaba en la ciudad sureña de Adén, de donde huyó el fin de semana.

 

EFE