Internacional
Obama espera haber convencido a los británicos de no abandonar la UE
Internacional

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha mostrado su confianza en una entrevista concedida a la británica BBC en su capacidad para influir sobre la ciudadanía británica ante el próximo referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en la UE. “Mi esperanza es que esto haya tenido alguna en lo que piensan los votantes”, ha remarcado en declaraciones a la radiotelevisión pública. “Creo que para el común de los votantes es pertinente escuchar lo que piensa el presidente de EE UU, quien ama al pueblo británico y le preocupa profundamente la relación entre ambos países”.

Obama ha subrayado que Londres y Washington no conseguirán alcanzar un acuerdo en menos de cinco o incluso una década si la consulta del próximo 23 de junio obtiene un resultado a favor de la salida de Reino Unido del bloque comunitario. “Podrían pasar cinco años desde ahora, 10 años antes de que seamos capaces de llegar a algo”, ha asegurado el mandatario. Según el presidente estadounidense, Londres no tendrá un tratamiento especial si decide abandonar el club europeo a la hora de llegar a acuerdos. “Reino Unido no podrá negociar algo con EE UU más rápido de lo que lo podrá hacer la UE”, ha remarcado. “No vamos a abandonar nuestros esfuerzos por negociar un acuerdo comercial con nuestro mayor socio comercial: el mercado europeo”.

El presidente estadounidense ya advirtió el viernes, en presencia del primer ministro británico, David Cameron, de que la posible salida de Reino Unido de la UE dejaría al país “a la cola” de las negociaciones para un futuro acuerdo comercial. Por su parte, la candidata demócrata a la presidencia de la primera potencia mundial, Hillary Clinton, se ha sumado este sábado a la petición de Obama para que el país británico no abandone la Unión.

Reacción contra Obama de los eurófobos

En prácticamente todas sus intervenciones públicas durante su visita a Londres, Obama se ha posicionado en contra del Brexit. Esta actitud ha provocado la reacción de los sectores eurófobos, que abogan por que Reino Unido salga de la UE, como el alcalde de la capital británica, Boris Johnson, que ha cuestionado el derecho del mandatario estadounidense a entrometerse en la cuestión.

Otros seguidores de la campaña por la salida de Reino Unido de la UE han intentado desacreditar a Obama asegurando que se trata de un presidente que es un “cero a la izquierda” y que pronto dejará de estar en el cargo. El ex secretario de Defensa conservador Liam Fox, entusiasta de la salida de Londres del bloque, ha afirmado que las opiniones del presidente estadounidense podrían ser completamente irrelevantes después de las elecciones al otro lado del Atlántico, programadas para el próximo mes de noviembre.

“Quien quiera que sea el que esté a la cabeza en EE UU no será Obama”, ha asegurado Fox en el programa Newsnight de la BBC2. “Será el próximo presidente y el próximo Congreso el que se encargará de cualquier acuerdo comercial”, ha añadido.

El País