Internacional
Obama habla hoy de Cuba y economía en el discurso del Estado de la Unión
Internacional

El presidente de EEUU, Barack Obama, ultimaba ayer los detalles del discurso del Estado de la Unión que ofrecerá hoy en el Capitolio, una declaración de intenciones para este año en el que subrayará la recuperación económica, la necesidad de una reforma migratoria o el recién estrenado aperturismo hacia Cuba.

Tras las elecciones legislativas del pasado noviembre, será la primera vez que se dirija al Congreso con una mayoría republicana en las dos cámaras desde que llegó a la Casa Blanca, y su séptimo y penúltimo discurso del Estado de la Unión.

Al contrario que en otras ocasiones, consciente de la oposición a la que se enfrenta entre los legisladores y de la necesidad de cambiar de dinámica política, el mandatario ha preferido desvelar las líneas maestras de su alocución en las últimas semanas a través de una gira que le ha llevado a diversos puntos del país.

Aupado por una serie de datos económicos muy positivos y por una mejora de su aprobación ciudadana, Obama declarará ante los congresistas el “resurgimiento” de la economía estadounidense como un hecho consumado, aunque aún enfrente retos.

Además de abordar mejoras en materia de ciberseguridad, ofrecer dos años de educación superior gratuita en los denominados “colegios comunitarios”, o abaratar y mejorar el acceso a Internet, Obama también se dirigirá a los congresistas hablar de su nueva postura hacia La Habana.

El presidente abordará la tan esperada reforma fiscal con la que pretende aliviar a las familias de clase de media e incrementar la carga impositiva a las rentas más altas, por lo que aquellos ingresen más de medio millón de dólares, verán subir sus impuestos de 23,5 a 28 por ciento.

Además del histórico giro de su Gobierno para acabar con el embargo a Cuba, Obama insistirá también a los legisladores sobre la necesidad de trabajar en el sistema migratorio del país desde el Congreso, que ha sido incapaz de aprobar una reforma migratoria integral en los últimos dos años.

 

EFE