Internacional
Obama promete que su campaña contra EI no derivará en otra “invasión” de Irak
Internacional

El presidente de EE.UU., Barack Obama, defendió hoy su decisión de enviar a unos 100 nuevos miembros de las fuerzas especiales a Irak, al asegurar que su campaña contra el Estado Islámico (EI) no se transformará en una “invasión” como la que su país desplegó en el mismo territorio en 2003.

“Cuando dije que no habría soldados sobre el terreno, creo que el pueblo estadounidense entendió, en términos generales, que no vamos a hacer una invasión al estilo de la de Irak (en 2003) ni en Irak ni en Siria, con batallones que se desplacen por el desierto”, dijo Obama en una entrevista con la cadena de televisión CBS News.

El mandatario se pronunció así sobre el anuncio que hizo esta semana el Pentágono de que desplegará en Irak unos 100 miembros, como parte de un grupo expedicionario de Fuerzas Operativas Especiales que podrán llevar a cabo incursiones de combate contra el grupo yihadista EI y desplazarse a Siria para ciertas operaciones.

“Nuestras fuerzas de operaciones especiales están entre las mejores del mundo, y no van a destruir por sí solas al EI, pero lo que sí pueden hacer es darnos un mayor conocimiento de la situación sobre el terreno”, explicó Obama en la entrevista emitida hoy.

Esas fuerzas especiales también podrán “generar más información de inteligencia, trabajar con las fuerzas locales para desarrollar estrategias más inteligentes y ayudar a determinar dónde van a marcar una mayor diferencia los ataques aéreos”, agregó.

Actualmente, unos 3.500 militares estadounidenses están ya en misión en Irak, en su mayoría dedicados a dar asesoramiento y entrenamiento a las fuerzas locales.

Además, hace un mes, Obama autorizó el envío a Siria de un contingente de las Fuerzas de Operaciones Especiales, inferior a 50 miembros, para asesorar a los opositores al régimen del presidente Bachar Al Asad en la lucha contra los yihadistas.

Un portavoz del Pentágono, el coronel Steven Warren, aseguró este miércoles que las fuerzas especiales del nuevo contingente tendrán capacidad para “llevar a cabo incursiones, liberar rehenes, reunir información de inteligencia y capturar a líderes del EI”, además de realizar “operaciones unilaterales” en Siria.

Obama dio también la bienvenida a la decisión del parlamento británico de bombardear al EI en Siria, así como el anuncio de Alemania de este martes de enviar nuevas tropas para luchar contra los terroristas.

“La buena noticia es que, después de (el ataque terrorista del pasado 13 de noviembre en) París, estamos viendo que países como Alemania y el Reino Unido, que habían dudado sobre si involucrarse demasiado en Siria, se dan cuenta de que tienen que formar parte de la solución”, indicó Obama. EFE