Internacional
Obama recuerda la “obligación” de luchar contra el “creciente” antisemitismo
Internacional

El presidente de EE.UU., Barack Obama, recordó hoy la “obligación” de condenar y luchar contra el “creciente” antisemitismo, incluida la negación del Holocausto, con motivo del 70 aniversario de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz.

“Honrar a las víctimas y a los sobrevivientes” implica reconocer “el valor y la dignidad de cada persona”, y ello exige “coraje para proteger a los perseguidos y denunciar la intolerancia y el odio”, sostuvo Obama en un comunicado divulgado por la Casa Blanca.

Los recientes ataques terroristas ocurridos en París “sirven de doloroso recordatorio de nuestra obligación de condenar y luchar contra el creciente antisemitismo en todas sus formas, incluida la negación o trivialización del Holocausto”, añadió el mandatario.

A juicio de Obama, este aniversario “es una oportunidad para reflexionar sobre el progreso” realizado desde el Holocausto, un “terrible capítulo” de la historia de la humanidad, así como acerca de los “esfuerzos para poner fin al genocidio”.

“Conmemoramos a todas las víctimas del Holocausto, comprometiéndonos a no olvidar nunca”, subrayó.

Obama detalló que una delegación presidencial estadounidense está presente hoy en la ceremonia oficial en Polonia para rememorar el 70 aniversario de la liberación de Auschwitz, llevada a cabo el 27 de enero de 1945 por el Ejército soviético.

Cerca de cien supervivientes de campos de concentración nazis hicieron una ofrenda floral y encendieron velas en el muro de la muerte de Auschwitz, donde honraron la memoria de sus compañeros fallecidos.

En la ceremonia participan representantes de más de 40 países y unos 300 supervivientes, además de varios presidentes europeos, como el francés François Hollande, el alemán Joachin Gauk, el ucraniano Petró Poroshenko y el anfitrión, el polaco Bronislaw Komorowski.

Se estima que más de un millón de personas, en su mayoría judíos, perecieron en Auschwitz y en el campo anexo, Birkenau, debido a las palizas, las cámaras de gas Zyjklon B, el hambre, el agotamiento y las enfermedades. EFE