Internacional
ONU pide al mundo que no se olvide de Nepal para evitar un vacío en la ayuda
Internacional

La ONU pidió hoy a la comunidad internacional que no se olvide de Nepal, cuando está a punto de cumplirse un mes del terremoto que asoló el país, para evitar que se produzca un vacío en la ayuda después de las labores de rescate y hasta que pueda empezar la reconstrucción,

 

El coordinador humanitario de la ONU en Nepal, Jamie McGoldrick, aseguró en una entrevista con Efe en Katmandú que “es importante la ayuda, pero también ir rápido con la recuperación y la reconstrucción” tras el seísmo de 7,8 grados del pasado 25 de abril y fuerte réplica de 7,3 del 12 de mayo.

 

MacGoldrick manifestó su reconocimiento “por el buen trabajo en el rescate y ayuda” a los damnificados, aunque pidió que no se olvide de que se aproxima “el momento de la reconstrucción, que hay que afrontar con confianza y que tendrá lugar en unos pocos meses”.

 

“Debemos recordar este espacio entre el rescate y la reconstrucción, que es el momento de la ayuda, y es importante que hagamos un trabajo duro para llegar allá donde estén” los afectados, subrayó.

 

El responsable de Naciones Unidas en el país del Himalaya insistió en la necesidad de disponer de “buenos fondos para la recuperación y la reconstrucción, para el futuro desarrollo de Nepal”, ya que de los 423 millones de dólares requeridos por la ONU, apenas ha llegado el 30 %, a un día de que se cumpla un mes del terremoto.

 

“Después de un mes hemos hechos progresos significativos en términos de llegar a la población necesitada que fue afectada por el seísmo”, afirmó.

 

“Era una situación muy complicada en logística para intentar llegar a la gente en las áreas más lejanas”, añadió en referencia a la multitud de aldeas que quedaron aisladas por carretera en las montañas y necesitaban material de refugio y comida.

 

Pese al esfuerzo de organismos internacionales y organizaciones humanitarias, “la respuesta en términos de material requerido y recursos necesarios es aún insuficiente”, aseveró.

 

“Necesitamos más dinero, más recursos, para suministrar a la población afectada refugio, comida y otros recursos antes de que empiece el monzón en dos o tres semanas”, advirtió el coordinador sobre la inminente temporada de lluvias.

 

McGoldrick hizo hincapié en que “el tiempo va pasando y es importante” disponer de las donaciones que solicitan.

 

“Sabemos que están surgiendo otras muchas crisis en el mundo, pero en el caso de Nepal tenemos que hacer entender a la gente que hay que reaccionar antes del monzón”, remarcó.

 

Otro de los desafíos de la asistencia humanitaria en Nepal, agregó, “es mantener a la gente donde ésta” y que no huyan a otras zonas que consideran más seguras.

 

“Nos gustaría suministrar la ayuda más necesaria donde ellos hacen su vida y queremos evitar que se vayan a otras zonas, porque eso no es sostenible y es algo que no queremos fomentar”, indicó.

 

Nepal, uno de los países más pobres del mundo, “estaba en la trayectoria de convertirse en un país de desarrollo medio hacia 2022, habiendo hecho grandes logros, pero erradicar la pobreza y mejorar las condiciones de vida llevan muchos años”, declaró.

 

“Si eran gente pobre, en las circunstancias en que se encuentran ahora son más pobres y más vulnerables”, concluyó.

 

La renta media apenas supera los 700 dólares y un cuarto de la población vive bajo el umbral de la pobreza en Nepal, donde según datos oficiales el terremoto dejó más de 8.600 muertos y 16.800 heridos. EFE