Internacional
Opositor boliviano: Votar no a reelección Morales es votar no a corrupción
Internacional

El opositor Samuel Doria Medina pidió hoy a los bolivianos que residen en España que voten “no” en el referendo que permitiría una nueva candidatura de Evo Morales, para “impedir” que continúen los casos de corrupción que afectan al país andino y evitar que el actual presidente “se eternice” en el poder.

“Para impedir que siga la corrupción es fundamental que gane el ‘no”, señaló hoy el Madrid el líder del partido Unidad Nacional y tres veces candidato presidencial boliviano, Samuel Doria Medina, quien desde hace tres días se encuentra en España para realizar campaña por el “no” entre los más de 140.000 bolivianos que residen en el país europeo.

Si prospera el referendo del próximo 21 de febrero, que reformará la Constitución para que Evo Morales se presente una vez más a la reelección, Bolivia “podría correr” la misma suerte de Venezuela, con un incremento de corrupción y de “despilfarro” del dinero público.

Por eso, está convencido de que los bolivianos mandarán “un mensaje claro” a Evo Morales y evitarán que se presente a una nueva reelección y sea presidente hasta 2025, un total de dos décadas desde su primer mandato.

Doria Medina advirtió de un posible “riesgo de fraude” si el margen del resultado es estrecho, aunque se mostró convencido de que el resultado será “amplio” en favor del “no”, y aseguró que el “fraude” se desarrolla en la actualidad, con los “ataques” del Gobierno hacia los contrarios a la reelección.

A juicio de Doria Medina, la tendencia de voto está cambiando en Bolivia debido a los escándalos de corrupción que afectan al partido de Evo Morales, el Movimiento al Socialismo (MAS), algo que se pudo constatar en las última cita electoral, cuando este partido perdió la alcaldía de ciudades tan importantes como El Alto.

Entre los casos de corrupción que denunció el opositor boliviano se encuentra el supuesto tráfico de influencias de una expareja de Evo Morales, la auditora Gabriela Zapata Montaño, que trabaja para una empresa china a la que el gobierno boliviano ha adjudicado varios proyectos millonarios.

A su juicio, Morales es también el responsable de que Bolivia no haya utilizado la bonanza económica de la última década para diversificar su economía, ya que continúa dependiendo en gran parte de la exportación, y derechos como la atención sanitaria siguen siendo “un lujo” para la mayor parte de la población.

“Se ha invertido más en canchas de fútbol que en salud”, denunció el dirigente de la oposición, que hoy finalizará su visita por España con una reunión con el director general español para Iberoamérica del Ministerio de Asuntos Exteriores, Pablo Gómez de Olea. EFE