Internacional
OTAN-Rusia: recelo y disposición al diálogo
Internacional

Los ministros de Defensa de la OTAN manifestaron su preocupación ante la posibilidad de que una flota rusa que navega hacia el Mediterráneo oriental emprenda un ataque en Siria. La alianza atlántica prepara refuerzos.

Este jueves (27.10.2016) concluye el encuentro de dos días de los ministros de Defensa de la OTAN. Durante su primera jornada, éstos dieron un paso más para perfilar los efectivos con los que prevén reforzar el flanco este ante las “amenazas” de Moscú y dejaron patente su preocupación ante el escenario de que una flota rusa que navega hacia el Mediterráneo oriental emprenda un ataque en Siria. La posibilidad de que ese grupo naval, encabezado por un portaaviones, repostara en el puerto español de Ceuta causó inquietud.

En una rueda de prensa, tras conocerse que finalmente Rusia canceló su petición al Gobierno español de que se le permitiera hacer esa escala, el secretario general aliado, Jens Stoltenberg, se limitó a repetir que le “corresponde a cada país decidir si proporcionan suministros y reabastecimiento a barcos”. Al mismo tiempo admitió estar preocupado por el uso potencial de este grupo de combate para incrementar los ataques aéreos sobre Alepo, cosa que exacerbaría la catástrofe humanitaria en esa localidad siria.

El ministro británico de Defensa, Michael Fallon, fue más allá y destacó su “extrema preocupación” en el caso de que un aliado avituallara a esa flota rusa. Durante la reunión, el ministro español de Defensa en funciones, Pedro Morenés, tuvo oportunidad de informar a Stoltenberg sobre la decisión de España. El Ministerio de Asuntos Exteriores de España, el encargado de conceder los permisos para las escalas de buques extranjeros en los puertos del país, canceló la escala.

En septiembre pasado había concedido el permiso pero, tras exigir aclaraciones a Rusia ante la posibilidad de que estos buques participaran en labores de apoyo a acciones bélicas sobre Alepo, la Embajada de la Federación de Rusia en Madrid comunicó a Exteriores que retiraba la petición. La agrupación rusa está integrada por un portaaeronaves nuclear, el “Almirante Kuznestov”; un crucero con propulsión nuclear, el “Piotr Veliki”, y varios escoltas como fragatas y patrulleros, a los que acompañan buques de aprovisionamiento y buques auxiliares.

El Ministerio de Defensa ruso aseguró que nunca llegó a efectuar una petición formal para que el portaaviones atracase en Ceuta, pero fuentes diplomáticas indicaron que el permiso cancelado había sido concedido a un buque de aprovisionamiento y dos patrulleros. Las medidas ante la “retórica de amenazas” de Rusia fueron el plato fuerte de la primera jornada de reunión ministerial, en la que diversos aliados anunciaron contribuciones para el refuerzo del este de la alianza que planificaron sus líderes en la cumbre de julio en Varsovia.

Al mismo tiempo, Stoltenberg dejó claro que la Alianza sigue comprometida a dialogar con Rusia, especialmente en momentos cuando “las tensiones son más altas”, por lo que dijo que está preparada para participar en un nuevo Consejo OTAN-Rusia de embajadores “en el futuro cercano”.

ERC ( EFE / AP / AFP )/DW