Internacional
Países piden aplazar indefinidamente las elecciones en Burundi
Internacional

Los países de los Grandes Lagos han pedido al presidente de Burundi, Pierre Nkurunziza, que aplace las elecciones de forma indefinida tras semanas de protestas y el intento frustrado de un golpe de Estado, en una cumbre extraordinaria celebrada en Angola.

“Las elecciones deben ser pospuestas indefinidamente hasta que haya estabilidad, lo que permitiría que las elecciones sean libres y justas”, dijo hoy en un comunicado el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, que participó en la reunión en Luanda.

Este llamamiento se suma al de los líderes de varios países vecinos y de la comunidad internacional, que se han mostrado partidarios de un aplazamiento de los comicios, a los que Nkurunziza planea presentarse para aspirar a un tercer mandato que excede los plazos fijados en la Constitución burundesa.

“Hemos acordado que una delegación de jefes de Estado de Kenia, Uganda, Tanzania y Sudáfrica visite Burundi en el menor espacio de tiempo posible para evaluar la situación y contribuir a una resolución pacífica de la situación”, anunció Zuma.

Asimismo, la cumbre de la Conferencia Internacional sobre la Región de los Grandes Lagos (CIRGL), que agrupa a los países de la zona, condenaron la intentona de golpe militar sufrido por Nkurunziza el pasado miércoles, mientras se encontraba en una cumbre regional en Tanzania.

“La cumbre pidió además a todas las partes en Burundi que trabaje con celeridad para el restablecimiento de la paz y la estabilidad”, dijo el presidente de Sudáfrica, una de las potencias del continente y un país con estatuto de observador en la CIRGL.

Miles de burundeses salieron de nuevo a las calles de la capital, Buyumbura, para protestar contra los planes del presidente de optar a un tercer mandato, pese a la prohibición constitucional al jefe del Estado de optar a más de dos mandatos.

Nkurunziza anunció ayer una remodelación parcial de su Gobierno y cesó a los ministros de Defensa, Asuntos Exteriores y Comercio, que fueron reemplazados por gente de su círculo de confianza.

El pasado 25 de abril, el gobernante CNDD-FDD anunció que Nkurunziza volvería a presentarse a las presidenciales de junio para optar a un tercer mandato.

La decisión de mantener su candidatura desencadenó una ola de violentas protestas en las que han muerto al menos 20 civiles y 12 soldados golpistas, y que ha obligado a más de 100.000 burundeses a abandonar su país.

Fuente: EFE