Internacional
Paraguay, Argentina y Brasil buscan salida a crisis de Mercosur
Internacional

“La situación del Mercosur es muy grave”, aseguró el canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa. Paraguay y Brasil se oponen a que Venezuela asuma la presidencia del Mercosur por la situación política que vive el país.
Los ministros de Relaciones Exteriores de Argentina, Brasil y Paraguay mantienen un contacto permanente en busca de una salida a la grave crisis institucional del Mercosur, dijo hoy (01.08.2016) en Asunción el jefe de la diplomacia paraguaya, Eladio Loizaga.

“Estamos en contacto permanente para ver cómo avanzamos. Argentina presentó un proyecto y estamos trabajando para encontrar el camino que nos conduzca a la normalización de la presidencia del Mercosur”, declaró Loizaga en rueda de prensa. El canciller paraguayo reiteró que su Gobierno no reconoce a Venezuela al frente de la presidencia temporal de Mercosur y añadió que por tanto no dará validez a cualquier documento o convocatoria realizada por el país caribeño bajo el marco de esa “autoproclamación”.

El ministro paraguayo reiteró que su país se opone a que Venezuela asuma la presidencia del bloque de integración regional porque Caracas debe cumplir ciertos requisitos y normas internas, además del protocolo sobre derechos humanos, que en su opinión no se respeta.

Paraguay se dispone a responder a la carta de Uruguay en la que comunicó oficialmente que deja la presidencia del Mercosur, y a la de Venezuela en la que anuncia que asume ese cargo porque le corresponde como consecuencia de la rotación semestral por orden alfabético. Pero Loizaga dijo que se irán quemando las etapas necesarias sobre la base de cuidar el Mercosur, porque es un proceso que interesa a todos los países socios.

El viernes, Uruguay decidió entregar la presidencia pro témpore y el Mercosur se quedó a la deriva al no haber acuerdo para que asuma Venezuela. Uruguay entiende que al día de hoy no existen argumentos jurídicos que impidan el traspaso de la presidencia pro témpore a Venezuela, algo a que se oponen Brasil y Paraguay, países que esgrimen argumentos políticos por la situación que se vive en ese país.

El canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, coincidió este fin de semana en que la situación del Mercosur es grave, y sobre lo que puede pasar dijo que “habrá que esperar que Venezuela convoque alguna reunión” para saber cómo reaccionan los demás socios.

“Estamos en una situación muy grave por cierto, muy grave”, aseveró Nin Novoa. Y añadió: “Yo creo que vamos a tener una señal (sobre el devenir futuro del Mercosur) el día que Venezuela convoque alguna reunión”, expresó Nin Novoa, quien reiteró que Uruguay se aferra estrictamente al derecho internacional y al Tratado de Asunción constitutivo del bloque para dejar la presidencia una vez que concluyó su mandato semestral.

“Sí me llama la atención que mucha gente que clamó durante mucho tiempo para que lo jurídico estuviera por encima de lo político ahora piden que el Uruguay cambie de posición y que las situaciones políticas de Venezuela primen sobre los aspectos jurídicos”, continuó Nin Novoa.

JC (dpa, EFE)/DW