Internacional
Parlamento de Cataluña inicia el camino hacia la independencia de España
Internacional

España se enfrenta al mayor desafío de las últimas décadas: el Parlamento de Cataluña dio este lunes luz verde al inicio formal del proceso independentista en la región, que el Gobierno de Mariano Rajoy tratará de frenar con “todos los medios” del Estado de Derecho.

La mayoría absoluta que tienen en la Cámara regional los partidos secesionistas, la coalición Junts pel Sí (JxS) y la formación anticapitalista Candidatura d’Unitat Popular (CUP), permitió aprobar la resolución pese a la oposición del resto de fuerzas políticas, con 72 votos a favor y 63 en contra, mencionó DPA.

“Este país hace tiempo que dice, alto y claro, que ha llegado la hora de ir a por todas”, dijo el diputado de Junts pel Sí Raül Romeva, “número uno” de la coalición impulsada por el ahora jefe del Ejecutivo catalán en funciones, Artur Mas.

El documento, pactado de antemano por los grupos políticos secesionistas, propone abrir un proceso constituyente que siente las bases de un “Estado catalán independiente en forma de república”.

“El Gobierno no va a permitir que esto continúe”, dijo en una primera reacción el jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, quien ofreció una declaración institucional poco después de la aprobación de la resolución.

“Estamos decididos a utilizar todos los medios que el Estado de Derecho ha puesto a disposición de la democracia para defenderla”, añadió desde Béjar, en la provincia de Salamanca.

El primer paso del Gobierno español será impugnar la resolución secesionista ante el Constitucional y solicitar la suspensión de la iniciativa y de sus posibles efectos: mañana se reunirá el Consejo de Ministros de forma extraordinaria para dar el visto bueno al recurso y el miércoles será interpuesto ante el alto tribunal.

Si se admite a trámite, el acuerdo aprobado hoy se suspenderá de forma automática y cautelar, al igual que ocurrió hace un año con la convocatoria de la consulta soberanista impulsada por Mas -e impugnada por Rajoy-.

Sin embargo, el texto de la resolución recoge que el Parlamento catalán y el proceso secesionista “no se supeditarán a las decisiones de las instituciones del Estado español, en particular del Tribunal Constitucional”, órgano que considera “deslegitimado”.

Ante este escenario, Rajoy no descartó hoy recurrir al artículo 155 de la Constitución española, que contempla la suspensión de la autonomía a una región que no cumpla la ley vigente, aunque insistió en que espera no llegar a ello.

“Éste (el recurso ante el Constitucional) es el primer paso. Me gustaría que fuera el último pero no depende de quienes defendemos la convivencia sino del empeño inútil de quienes la están atacando”, puntualizó ante la pregunta de un periodista.

Rajoy también anunció este lunes que mañana martes abordará la situación con el líder de la oposición, el socialista Pedro Sánchez, quien calificó la resolución independentista como el “mayor desafío al orden constitucional de España”.

Junts pel Sí (62 escaños) y la CUP (10) obtuvieron la mayoría absoluta en el Parlamento de Cataluña en las elecciones del 27 de septiembre, convertidas en un plebiscito independentista.

Hace unos días, ambas formaciones pactaron la resolución para abrir un proceso constituyente hacia un nuevo Estado independiente en Cataluña. Esta contempla, entre otros puntos, iniciar en un máximo de 30 días la tramitación de “las leyes de proceso constituyente, de seguridad social y de hacienda pública” en la región, de 7,5 millones de habitantes.

La fecha en la que se aprobó la resolución independentista es simbólica. Hace un año, el 9 de noviembre de 2014, dos millones de personas votaron en Cataluña en una consulta soberanista no oficial que posteriormente fue suspendida por el Constitucional.

El máximo impulsor del proceso independentista en los últimos años ha sido Artur Mas, quien ahora se enfrenta a su tercera y más difícil investidura como presidente: para revalidar su cargo necesita el apoyo de la CUP, que no le ve con buenos ojos tras los recortes de su gobierno y los casos de corrupción que golpean a su partido, Convergència Democràtica.

Hoy lunes arrancará el debate de investidura y mañana será la primera votación, que previsiblemente será infructuosa para Mas.

Si no hay un acuerdo y el próximo 10 de enero Cataluña sigue sin jefe de gobierno, se convocarían automáticamente elecciones en marzo.

 

Fuente: El Universal