Internacional
Parlamento elige a Johann Schneider-Ammann como presidente de Suiza en 2016
Internacional

La presidencia de Suiza recaerá a partir del próximo 1 de enero y por un año sobre el actual ministro de Economía, Johann Schneider-Ammann, según el resultado de una votación hoy en el Parlamento Federal.

Schneider-Ammann, de 63 años, representa al partido de derecha Radical-Liberal en el Gobierno colegiado que dirige el país y que está compuesto por siete miembros, representantes de los cuatro principales partidos políticos.

Los integrantes del Ejecutivo dirigen a su vez una cartera ministerial y rotan en la Presidencia cada año, durante el cual representan a Suiza en el exterior, aunque sus prerrogativas y poder se mantienen iguales dentro del gobierno.

En la sesión parlamentaria de hoy también se confirmó a todos los miembros del Ejecutivo para el periodo 2016-2019, con la excepción de Eveline Widmer-Schlumpf, ministra de Finanzas, cargo que ejercerá hasta el 31 de diciembre próximo.

Widmer-Schlumpf fue elegida hace cuatro años por el partido populista y conservador UDC, del que poco después se separó, a pesar de lo cual mantuvo su cargo en el Ejecutivo como representante del ala escindida del UDC, el Partido Democrático Burgués.

En las elecciones para el Parlamento, el pasado 18 de octubre, el UDC -un partido liberal en lo económico, pero fuertemente conservador en lo social y con un radical discurso antimigración- fue el más votado y se reafirmó como la primera fuerza política de Suiza.

Tras esos resultados, la cúpula del UDC reclamaba la partida de Widmer-Schlumpf, que ya no le representaba más, y la elección de uno de sus correligionarios como reemplazo, a lo que se oponía el Partido Socialista.

Sin embargo, la UDC consiguió hoy los votos suficientes para la elección del Guy Parmelin, un viticultor con una larga carrera política en este partido y miembro de la Cámara Baja del Parlamento.

Antes del final del año se decidirá qué cartera ministerial ocupará Parmelin, si hereda la de Finanzas de su antigua correligionaria o se producen otros cambios para asignarle una distinta. EFE