Internacional
Pedro Sánchez pone distancia con “el rupturismo” de Podemos
Internacional

El ex secretario general del PSOE renuncia a “desarrollar la unidad de acción” con el partido de Pablo Iglesias y mantiene la “plurinacionalidad” de España

Día a día Pedro Sánchez hace gestos de distanciamiento con Podemos que han tenido su traducción en un cambio significativo en el texto de su proyecto político. Se apuesta por “una alianza social de progreso” en tanto que el texto inicial de hace dos meses propugnaba una alianza y la “unidad de acción” con fuerzas de izquierda y los sindicatos. “Nuestro proyecto es reformista, no rupturista, eso lo dejamos a otras fuerzas” ha precisado este jueves Sánchez en la definición “del nuevo PSOE, que es el de siempre, el que nunca tuvo miedo al cambio”.
La candidatura de Pedro Sánchez marca distancias con Podemos de una manera ostensible a 10 días de que los militantes del PSOE voten en primarias a su secretario general. El ex secretario general incluye en sus actos críticas a Podemos no solo por su actuación en el pasado, negándole el voto en la investidura, sino por episodios recientes.

La traducción concreta se ha visto este jueves en los cambios en el documento político Por una nueva socialdemocracia sometido desde hace dos meses a un proceso de revisión con incorporaciones de “miles de participantes”, según sus coordinadores José Félix Tezanos y Manuel Escudero. Este jueves se ha presentado el resultado final y ya no se apela “a la alianza de fuerzas de izquierda y a los sindicatos” sino que se pretende cimentar “una alianza social de progreso”.

Por tanto, el PSOE que pretende dirigir Pedro Sánchez quiere crecer con el voto que en las últimas elecciones fue a Podemos, pero no con la unidad entre partidos, según explican en el equipo de Sánchez. “Este es un proyecto reformista, no rupturista, eso se lo dejamos a otras organizaciones políticas”, ha observado el ex secretario general en la Casa del Reloj de Madrid donde ha presentado el nuevo documento junto a Escudero, Tezanos, Margarita Robles y Cristina Narbona.

En esta versión última del documento se aboga por un PSOE como “partido autónomo”, si bien los intervinientes enfatizaron en la necesidad de caminar juntos con los sindicatos. Numerosos dirigentes y cuadros medios de UGT apuestan clara y públicamente por Sánchez. No hay cambios, por tanto, en la “especial importancia [QUE]que deberán tener las relaciones del PSOE con los sindicatos, y en particular con su organización hermana histórica, la Unión General de Trabajadores, y también con Comisiones Obreras”, dice el texto que ha pasado de 168 a 245 puntos tras dos meses de debate.

Alejarse de postulados
En estos días, y antes de que se celebre el debate del próximo lunes con Susana Díaz y Patxi López, Sánchez quiere alejarse de algunos de los postulados con los que empezó la campaña y que son utilizados en su contra por sus contrincantes. “Defendemos el PSOE de siempre, el que nunca tuvo miedo al cambio. En el marco multipartidista de hoy en España el PSOE se tiene que reposicionar en su espacio natural, que es la izquierda”, ha asegurado.

Sánchez desde el principio de su campaña remacha que no propone un giro a la izquierda sino “volver a la izquierda”. Esta es la forma de reprochar al comité federal del PSOE que votara abstenerse ante Mariano Rajoy para evitar elecciones.

La bandera de la izquierda la ha asido con más fuerza, al inaugurar este jueves el lema Aquí está la izquierda lo que, por exclusión, implica que no está en Podemos. El anterior secretario general, en presencia de ex altos cargos socialistas de distintas legislaturas y ex ministras de José Luis Rodríguez Zapatero, como Beatriz Corredor y Carmen Calvo, se regodeó en la idea del PSOE ganador, que es el eje de la campaña de Susana Díaz. “Queremos que el PSOE vuelva a ser el partido de millones de progresistas de este país”.

“Defendemos la autonomía del proyecto socialista y ofrecemos una alternativa verídica de gobierno sin números de circo ni autobuses que se estropean”, ha resaltado José Félix Tezanos y Manuel Escudero, que aseguraron haber recibido a través de la red más de 97.000 propuestas para cambiar o complementar su documento político.

El País