Internacional
Plan de deportación de Trump podría contraer en 2% la economía de EEUU
Internacional

Expulsarlos del país podría provocar una merma de hasta $623.200 millones en la producción del sector privado, dice un estudio de American Action Forum

Reuters .- La promesa de Donald Trump de deportar a todos los inmigrantes indocumentados de Estados Unidos si fuera elegido presidente podría restar a la economía alrededor de un 2 por ciento de su PIB, según un estudio que será difundido el jueves por el conservador centro de estudios American Action Forum.

La investigación se suma a las preocupaciones por las propuestas políticas del precandidato republicano a la Casa Blanca, que van desde romper acuerdos comerciales internacionales hasta construir un muro a lo largo de la frontera del país con México.

Unos 6,8 millones de los más de 11 millones de inmigrantes que viven ilegalmente en Estados Unidos están empleados, según estadísticas del Gobierno.

Expulsarlos del país podría provocar una merma de 381.500 millones de dólares, a 623.200 millones de dólares, en la producción del sector privado, dijo en su análisis la organización sin fines de lucro con sede en Washington.

El estudio agregó que retirar a esos trabajadores podría dejar potencialmente millones de empleos libres debido a la falta de trabajadores legales que estén dispuestos a tomarlos.

Consultado sobre el estudio, Trump dijo el jueves que pensaba que los analistas entendieron mal su política de inmigración, añadiendo que quería que las personas entraran al país si ingresaban “a través del sistema”.

“Vi el reporte y ni siquiera lo entendieron”, dijo Trump en una entrevista con CNBC. “Podemos decir con certeza que no queremos contraer nuestra economía”, agregó.

Las industrias que tienen el mayor porcentaje de trabajadores indocumentados incluyen la agricultura, la construcción y la hotelera, según la investigación.

“Las cosas que Donald Trump ha dicho son totalmente impracticables”, dijo Douglas Holtz-Eakin, presidente del foro y principal asesor económico de la campaña presidencial del senador John McCain en 2008.

Trump ha instado a la deportación de cualquier persona que viva ilegalmente en Estados Unidos, argumentando que los trabajadores extranjeros contribuyen al desempleo.