Internacional
Policía investiga nexos entre bombas del lunes y el martes en Bangkok
Internacional

La Policía de Tailandia sospecha que el ataque que dejó 20 muertos el lunes en una zona comercial de Bangkok está relacionado con la explosión de una bomba este martes en un embarcadero, donde no se registraron víctimas.

La investigación de los restos de ambos aparatos explosivos reveló que podrían haber sido construidos por la misma persona, dijo el jefe policial Somyot Pumpunmuang. En ambos casos se encontraron rastros de TNT dentro de un tubo conectado a un detonador, mencionó DPA.

Somyot aseguró que cree que hay más de una persona responsable de ambos incidentes y que habrían participado tailandeses y extranjeros.

En estos momentos las autoridades continúan buscando a un sospechoso del ataque del lunes que fue grabado por una cámara de vigilancia. El jefe policial confirmó que un extranjero fue detenido temporalmente en el aeropuerto porque se parecía al joven captado por las cámaras y que actualmente se está chequeando su identidad.

El atentado, sin precedentes en la capital de Tailandia, se produjo en la tarde del lunes en una zona comercial junto al templo de Erawan, un santuario muy popular entre tailandeses y turistas.

En un video de una cámara de seguridad se ve a un hombre que lleva una mochila poco antes de la explosión y luego abandona el lugar sin ella. La policía señaló que el sospechoso no tenía aspecto de tailandés, aunque las imágenes no son nítidas.

El sospechoso vestía una llamativa camiseta amarilla y se mezcló con la multitud. De todas formas, no se sabe con certeza si estuvo vinculado con el ataque, del que nadie se hizo responsable por el momento.

Las autoridades de Tailandia corrigieron este martes a 20 el número de muertos a causa de la explosión. El número de heridos asciende a 125, de los que hay decenas aún en el hospital, con quemaduras y otro tipo de lesiones. “Aún no hemos podido saber la nacionalidad de numerosos heridos”, dijo el médico Phetphong Kamjornjitjakarn. “No tenían documentos de identidad consigo”, agregó.

Entre las víctimas han sido identificados cinco tailandeses, cuatro chinos, dos malasios, un singapurense y una británica que vívía en Hong Kong. Muchos se acercaron hoy al instituto forense para identificar a familiares o amigos entre las víctimas.

“Quieren destruir nuestra economía y el turismo”, dijo el primer ministro, Prayuth Chan-ocha, poco antes de una reunión de emergencia del gabinete, al tiempo que se comprometió a encontrar a los culpables.

Prayuth, exjefe del Ejército, dirige el país desde el golpe militar que destituyó en mayo de 2014 al Gobierno elegido.

“Es demasiado pronto como para especular sobre qué grupo podría ser responsable”, dijo el portavoz gubernamental Werachon Sukhondhapatak. “Llamamos a todos a la calma para que las fuerzas de seguridad puedan hacer su trabajo”, señaló.

El primer ministro informó asimismo que fueron desplegados 1.160 efectivos de seguridad adicionales en 88 puntos de Bagkok.

El cruce en el que se registró el ataque fue reabierto hoy al tránsito y el centro comercial retomó su ritmo habitual.

Mientras tanto, un desconocido intentó lanzar un explosivo de fabricación casera contra un grupo de personas que esperaba en el embarcadero del puerto de Bankok, pero falló y el artefacto cayó al agua, por lo que nadie resultó herido, informó el portavoz policial Prawut Thavornsiri.

“Escuchamos un estruendo y vimos un chorro que salía del agua”, relató el productor musical Sean Carter, que vive en Bangkok y se encontraba por la zona en el momento. “Primero pensé que era una falla en un motor que arrancaba”, señaló.

El embarcadero de Saphan Thaksin es el principal de salida de barcos de excursión en Bangkok. Los hoteles de lujo que están situados junto al río Chao Praya recogen allí a los huéspedes y también salen los barcos turísticos para hacer excursiones a sitios como el palacio real.

 

Fuente: El Universal