Internacional
Poroshenko cifra en casi 7.000 los muertos en el conflicto de Ucrania
Internacional

El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, cifró hoy en casi 7.000 el número total de muertos, entre civiles y soldados, durante un año de conflicto armado en el este del país, del que culpó a la vecina Rusia.

“La política agresiva de nuestro vecino ya ha costado la vida a casi 7.000 personas. En total, 1.675 militares ucranianos han dado su vida por la Patria, por nuestra inevitable victoria, porque el bien siempre vence al mal”, dijo el mandatario ucraniano.

Poroshenko intervenía en una sesión especial del Parlamento ucraniano dedicada al 70 aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial.

A la sesión también acudió el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien expresó la solidaridad de la comunidad internacional con el pueblo ucraniano en sus aspiraciones de mantener la soberanía e integridad territorial del país.

“La Organizaciones de las Naciones Unidas es solidaria con el pueblo ucraniano. Nos manifestamos por una solución pacífica del conflicto en el Donbass (zona que incluye las rebeldes regiones orientales de Donetsk y Lugansk) y apoyamos la soberanía e integridad territorial de Ucrania”, dijo Ban.

El líder de la ONU subrayó que no sólo la organización que preside, sino todo el mundo, apoya a Ucrania.

“Ucrania ha enviado sus tropas de paz a muchos países. Si Ucrania pide ayuda a la ONU, debemos apoyar al pueblo y a las autoridades ucranianas”, señaló Ban en un aparente apoyo a la petición de Kiev para que se desplieguen cascos azules en los territorios controlados por las milicias separatistas prorrusas.

Por otro lado, Poroshenko acusó a Rusia de monopolizar la victoria sobre la Alemania de Hitler y subrayó que la derrota del nazismo no habría sido posible sin el pueblo ucraniano.

“Nadie tiene derecho a monopolizar la victoria sobre el nazismo, y mucho menos usarla para la apología de su política imperial. Esa victoria es un logro de toda la humanidad, de la coalición antihitleriana y de los pueblos de la Unión Soviética. No se habría ganado la guerra sin los ucranianos”, aseveró Poroshenko.

Ban, que participará mañana en Moscú en los actos por el Día de la Victoria soviética sobre la Alemania nazi, aprovechó su visita a la capital ucraniana para tratar con Poroshenko las vías para resolver pacíficamente la crisis en el este del país.

“Hemos hablado con el secretario general de la ONU acerca de que los esfuerzos de las tropas de paz deben contribuir a rebajar la tensión del conflicto y establecer la paz”, dijo el presidente ucraniano.

La situación en el este de Ucrania ha empeorado sensiblemente en los últimos días, en los que ambos bandos denuncian haber sufrido bajas mortales en los combates.

A pesar que desde el pasado 15 de febrero rige en el este de Ucrania un alto el fuego acordado en los Acuerdos de paz de Minsk, Kiev y los separatistas se acusan continuamente de violar el cese de las hostilidades. EFE