Internacional
PP y Ciudadanos invitan al PSOE a unirse a su pacto
Internacional

Ciudadanos asegura que ha pactado con el PP 100 de las 150 medidas que firmaron con el PSOE. El líder popular no descarta presentarse a una segunda investidura

Tras una semana de negociaciones, el PP y Ciudadanos han alcanzado un acuerdo por el que los 32 diputados del partido de Albert Rivera votarán sí en la investidura de Mariano Rajoy. El presidente del Gobierno en funciones y el líder de Ciudadanos han ratificado el pacto con una foto y un apretón de manos, pero han sido sus portavoces parlamentarios quienes han firmado el documento. Preguntado por qué ese formato, Rajoy ha contestado: “Los toros de Guisando”, aludiendo a la expresión con la que se burló de la solemnidad con que Ciudadanos y el PSOE firmaron un acuerdo similar el pasado febrero.

El pacto de investidura entre el PP y Ciudadanos incluye finalmente 150 compromisos que se traducen en 220 medidas. Ambos partidos pretenden presionar ahora con ese acuerdo al PSOE para que cambie su posición y acceda a abstenerse en la votación del debate de investidura. Rivera ha asegurado que de esas 150 propuestas, 100 estaban ya en el acuerdo que firmó con Pedro Sánchez el pasado febrero. El líder de Ciudadanos ha deslizado muchos mensajes que parecían ir dirigidos al PSOE. “Faltan seis o siete escaños para que este país se ponga en marcha. Pido una reflexión a todos los que tengan un sueldo publico”, ha asegurado Rivera. “En política uno puede creerse importante o ser útil. Nosotros creemos que ser útiles es mucho más importante”, ha apostillado. O también: “Pido al resto que hagan una oposición razonable. Lo que no vale es abstenerse de España”.

Rajoy se reúne con el líder socialista este lunes a las 13 horas en el Congreso para tratar de convencerle.

El documento del pacto, sin embargo, solo compromete al PP y a Ciudadanos “una vez que el Congreso de los Diputados otorgue su confianza al candidato en la próxima sesión de investidura”, es decir, que solo se aplicará si Rajoy sale investido. Ese escenario es muy poco probable porque el presidente en funciones cuenta solo con los 32 apoyos de los diputados de Ciudadanos y uno más de Coalición Canaria, aunque este último partido tiene aún que ratificar su sí. Es decir, que le faltarían seis síes en la primera votación y 11 abstenciones en la segunda, donde basta con mayoría simple, el 2 de septiembre. Preguntado por si el PP se comprometía, en cualquier caso, a apoyar en el futuro las medidas acordadas en el pacto con Ciudadanos, el presidente en funciones ha contestado: “Es un acuerdo para esta sesión de investidura. No sé de una manera segura qué va a pasar en las votaciones de esta semana, pero yo en este acuerdo me encuentro cómodo”.
El líder del PP, en cualquier caso, no descarta volver a presentarse a un segundo debate de investidura y este domingo ha afirmado que podría hacerlo incluso antes de las elecciones vascas del próximo 25 de septiembre. Rivera, no obstante, no ha despejado qué hará su partido si se da un segundo intento de Rajoy más allá del día 2. “Un pacto de investidura es un pacto para una votación: la investidura. Permítanme que no hagamos política ficción. Después del 2 de septiembre hablaremos”, ha contestado el líder de Ciudadanos, que ha precisado además que, para él, la mejor forma para la gobernabilidad ahora mismo es “que gobierne la lista más votada condicionada por la oposición “. Esto es, su opción preferida es el pacto con el PP a que Pedro Sánchez volviera a intentar un hipotético acuerdo de gobierno tras la investidura fallida de Rajoy.

El acuerdo incluye cesiones por ambas partes, matices y letra pequeña. Ciudadanos renuncia al contrato único y ha firmado con el PP los mismos términos que el pacto del PSOE del pasado febrero: reducir las modalidades de contrato a tres y en la que el temporal tiene una indemnización creciente por despido. En cuanto a la amnistía fiscal, una de las medidas más polémicas del Gobierno de Mariano Rajoy, ambos partidos han firmado: “Realizar una revisión para garantizar que los sujetos pasivos beneficiados por la regularización fiscal del año 2012 tributen según el tipo del 10% previsto en la misma por las cantidades afloradas dentro de los límites de la normativa tributaria”. El PP entiende que no se revisa el criterio aplicado por Hacienda sino los casos.

También han aceptado ambos partidos paralizar el calendario de aplicación de la LOMCE para tratar de hacer un pacto nacional de Educación que cuente con el mayor consenso posible; reducir el número de senadores; reformar el Poder Judicial para que 12 de sus 20 miembros sean elegidos por jueces y el resto por las Cortes; o un plan social de 28.500 millones de euros, que incluye  un complemento salarial para las rentas bajas (la propuesta de Ciudadanos); ampliar e igualar los permisos de paternidad y maternidad.

El partido de Albert Rivera ha conseguido que el PP se avenga a hablar de la reforma de la Constitución, pero de un modo más suave que lo pactado con el PSOE. Se creará una mesa de trabajo de expertos para impulsar la reforma, como paso previo a una ponencia constitucional, ha explicado Rivera en su comparecencia pública. El texto del acuerdo, no obstante, habla de “actualización” del texto constitucional.  Se tomará como referencia el informe del Consejo de Estado sobre las modificaciones constitucionales de febrero de 2006.

 

PRINCIPALES MEDIDAS DEL PACTO
Bloque económico:

Simplificación del modelo laboral en tres tipos de contratos, uno de los cuales es de indemnización creciente según la antigüedad, parecido al contrato único de Ciudadanos

Mochila austriaca

Bonus para empresas que menos despidan

Reforma del régimen de trabajadores autónomos para dotarlo de más flexibilidad y nuevas ayudas

Compromiso de no subir los impuestos

Cumplimiento íntegro de la amnistía fiscal

Plan de lucha contra el fraude y revisar la lista de paraísos fiscales

Se suprime el impuesto al sol

Dedicar al I+D+i el 2% del PIB en 2020

Bloque social:

Compromiso de revertir los recortes en políticas sociales
Plan social por un importe global en toda la legislatura de 28.500 millones de euros, que incluye un complemento salarial a los sueldos bajos, un plan contra la pobreza infantil, la dación en pago y la igualación y ampliación del incremento de los permisos de paternidad y maternidad: en el primer año de legislatura, el permiso pasaría de 18 semanas a 22, y a 26 semanas el segundo año.

Compromiso de revertir los recortes en dependencia y volver a índices de antes de 2011

Pacto nacional contra la violencia de género.

Pacto nacional por la educación. Se paraliza el calendario de aplicación de la LOMCE. Incluye libros de textos gratuitos.

Bloque de reformas institucionales:

12 de los 20 miembros del CGPJ serán elegidos por los propios jueces y no por el Parlamento

El Fiscal General del Estado podrá ser reprobado o cesado por el Parlamento

Tribunal Constitucional. Se amplían las incompatibilidades para los magistrados

Incremento de la partida presupuestaria para justicia en un 10%

Senado: compromiso de reforma para convertirlo en una verdadera “cámara territorial” y reducción del número de senadores

Recorte de 1.000 millones en empresas públicas y diputaciones

Endurecimiento de las puertas giratorias de la política a la justicia

Reforma electoral para hacerla más proporcional

Ley integral contra la corrupción que incluya el delito de enriquecimiento ilícito y la protección de los denunciantes

Reforma de la Ley de financiación autonómica el primer mes de la legislatura

Pacto por España. No habrá referéndum de independencia

Mesa de trabajo de expertos para impulsar la reforma de la Constitución

 

El País.