Internacional
PPK y Keiko protagonizan la elección más ajustada en 25 años
Internacional

Diferencia actual es de menos de un punto porcentual. Analistas explican por qué los resultados son tan ajustados

Al 92,611% de actas contabilizadas, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) reporta que, tras las elecciones de segunda vuelta realizadas ayer, Pedro Pablo Kuczynski (PPK) se ubica en primer lugar con 50,278% de votos válidos frente al 49,722% deKeiko Fujimori.

Mientras el candidato de Peruanos por el Kambio obtiene al momento 8’218.846 votos, la postulante de Fuerza Popular alcanza los 8’127.942 votos. Una diferencia de 90.904. Se trata de la segunda vuelta con resultados más ajustados desde los comicios de 1990.

Pero además, en las tres últimas elecciones de segunda vuelta se aprecia que los resultados se han ajustado cada vez más. En el 2001, la diferencia fue de 7 puntos porcentuales; en el 2006; de 5; y en el 2011, de 3 puntos porcentuales.

¿Por qué tan ajustado?
El politólogo Arturo Maldonado considera que un factor para el resultado tan ajustado entre PPK y Keiko Fujimori es la oferta electoral, puesto que no se percibía una mayor diferenciación ideológica como en comicios pasados en los que se enfrentaron Alan García y Ollanta Humala, el 2006, y este último con Keiko Fujimori el 2011.

“Tanto Kuczynski, como Keiko, pueden poner al mismo ministro de Economía y nadie se hubiese sorprendido. No hubiera pasado lo mismo en el 2006 y 2011. Las mayores diferencias en la oferta hacen que el electorado se polarice un poco más, que haya opciones más claras y se pueda discriminar de una mejor manera. Ahora, en el tema económico, es prácticamente lo mismo”, comentó Maldonado a El Comercio.

Por su parte, el analista político Jeffrey Radzinsky recordó que los resultados ajustados se han dado justamente tras “una disyuntiva de una serie de personas ante dos candidatos que no gustan”, pero que también generaron polarización.

Asimismo, sostuvo que la diferencia mínima a favor de PPK no solo se debe a las características de su campaña y las propias como candidato, comparadas con las de Fujimori, sino además a otros factores. Uno es el respaldo de Verónika Mendoza en los últimos días de campaña, que obtuvo casi 19% en primera vuelta, y en menor medida de Julio Guzmán. Además, el desempeño del ex economista en el segundo debate presidencial.

“Si bien los debates en países como el nuestro no ayudan a sumar muchos votos, sí pueden haber ayudado a que Keiko pierda algunos. El debate marca en la agenda una serie de titulares: desde el ‘tú no has cambiado pelona’ hasta el más pragmático”, indicó resaltando además que “PPK vino de atropellada los últimos siete días” y esto pesó.

La principal diferenciación
Tanto Arturo Maldonado, como Radzinsky coincidieron en señalar que el punto de quiebre para los resultados ha sido el antifujimorismo.

“Y ha sido una cuestión más allá de la campaña de PPK, el antifujimorismo jugó su propio partido. Él al final recién hizo suyo ese apoyo y tampoco lo incorporó al 100%, el apoyo no era tan explícito”, dijo Maldonado.

Radzinsky apuntó que se trata de un antifujimorismo no solo como recuerdo de la década del 90, sino también como un presente que los más jóvenes también han tomado en cuenta, pese a haber tenido menor edad en aquella época. “Hay elementos autoritarios o característicos vigentes, hay una serie de personas que trabajaron en los 90 que están hoy. El antifujimorismo es una situación real en el presente y contra eso hubo un rechazo más grande”, sentenció finalmente.

René Zubieta Pacco / El Comercio