Internacional
Presidente de Supremo rebate Lula y dice que tribunal nunca estuvo acobardado
Internacional

El presidente del Supremo brasileño, Ricardo Lewandowski, rebatió hoy una declaración del ministro y expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, aireada en unas escuchas telefónicas, y afirmó que el tribunal “nunca estuvo acobardado”.

Varias conversaciones telefónicas de Lula, blanco de dos investigaciones por corrupción, fueron hechas públicas esta semana con autorización del juez Sergio Moro, que concentra las indagaciones del caso de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

En uno de los diálogos telefónicos, Lula le dice a su ahijada política y sucesora en el poder, Dilma Rousseff, que el “Supremo está totalmente acobardado” delante de las decisiones que están siendo tomadas por el juez Moro en primera instancia.

Lewandowski, después de participar en un seminario en Manaus (Amazonas, norte), le respondió a Lula y recalcó que la “historia del Supremo es de coraje y protagonismo, respetando la Constitución en momentos de crisis”.

El Supremo Tribunal Federal (STF) es el organismo encargado de juzgar a los políticos que cuentan con foro privilegiado, un estatus que Lula ganó tras tomar posesión el jueves como ministro de la Presidencia.

No obstante, el nombramiento de Lula fue suspendido la víspera de manera cautelar por un tribunal, pero sigue siendo ministro, aunque sin poder ejercer sus funciones hasta que se resuelva la decisión judicial, ya que el Gobierno entró con un recurso.

Tras la divulgación de las conversaciones, Lula se justificó en una carta abierta y expresó su confianza en el Poder Judicial, así como en la independencia armónica entre los poderes de la República.

“Los tristes y vergonzosos episodios de las últimas semanas no me harán dejar de creer en la institución del Poder Judiciario; no me harán perder la esperanza en el discernimiento, en el equilibrio y en el sentido de proporción de los magistrados de la Corte Suprema”, agregó.

Lula añadió que lo único que espera es que se haga justicia en vigencia plena del estado de derecho democrático. EFE