Internacional
Puigdemont desiste de convocar a elecciones en Cataluña
Internacional

Horas después del anuncio de Puigdemont, el Senado español aceptó graduar e incluso detener la intervención del Gobierno central en la autonomía de Cataluña “si cesasen las causas que las motivan”.

El presidente del Gobierno catalán, Carles Puigdemont, dejó este jueves (26.10.2017) abierta la puerta a una posible declaración de independencia y descartó convocar elecciones en la región, reduciendo así las posibilidades de una salida negociada a la grave crisis abierta con el Estado central español.

 

El anuncio culminó una de las jornadas más vertiginosas en la historia política reciente en España marcada por los rumores cruzados sobre la convocatoria de elecciones, los cambios de última hora para la comparecencia de Puigdemont y las negociaciones a contrarreloj
mantenidas al parecer entre todas las partes.

“En estas últimas horas, antes de que expire mi potestad para convocar elecciones como resultado de la entrada en vigor de las propuestas del Gobierno español en la aplicación del artículo 155 (la intervención de Cataluña por Madrid), he considerado la posibilidad de ejercerla y convocar elecciones”, admitió Puigdemont.

“Saben que he estado dispueso a convocar estas elecciones siempre que se dieran unas garantías que permitiera su celebración en absoluta normalidad”, continúo, para añadir luego: “No se da ninguna de estas garantías que justifiquen hoy la convoctoria de elecciones al parlamento”.

Por su parte y horas después del anuncio de Puigdemont, el Senado español aceptó graduar e incluso detener la intervención del Gobierno central en la autonomía de Cataluña “si cesasen las causas que las motivan”, en referencia a una vuelta a la legalidad constitucional.

Las medidas propuestas por el Gobierno para intervenir en Cataluña al amparo del artículo 155 de la Constitución han superado hoy el penúltimo trámite en el Senado, antes de que mañana sea aprobado en pleno el dictamen final.

Todo tras una jornada maratónica en la Cámara Alta, que ha reunido la comisión “ad hoc” creada expresamente para esta tramitación mientras desde Barcelona se sucedían las informaciones contradictorias sobre la intención del presidente catalán de convocar o no elecciones anticipadas.

Fuentes del Gobierno español han recordado a Puigdemont que no tiene que reclamar ninguna garantía para convocar elecciones y han lamentado que durante la jornada se haya intentado presionar al Ejecutivo central mientras se tramitaba en el Senado la aplicación del artículo 155.

CT (dpa, EFE)DW