Internacional
Putin culpa a los servicios secretos de EE UU por el virus ‘WannaCry’ que desencadenó el ciberataque mundial
Internacional

“Una vez que se abre este tipo de caja de los truenos, puede perjudicar a sus propios creadores”, dice el presidente ruso

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha lanzado este lunes un duro ataque contra los servicios de inteligencia estadounidenses, a los que atribuyó la responsabilidad última del ciberataque que ha dañado cientos de miles de sistemas informáticos de todo el mundo, entre ellos unas 30.000 oficinas del Gobierno chino y más de 600 empresas niponas.
El virus “es una fuente de preocupación”. En cuanto al origen, ha acusado Putin, “creo que la directiva de Microsoft ya ha anunciado claramente que la fuente original del virus son los servicios de inteligencia de Estados Unidos”, declaró el líder ruso en una rueda de prensa tras la clausura de la cumbre sobre la nueva Ruta de la Seda, el foro organizado por China en Pekín para promover su iniciativa de infraestructuras, transporte y comercio y a la que han acudido 28 jefes de Estado y Gobierno.

EternalBlue, una herramienta de pirateo informático creada por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA por sus siglas en inglés) estadounidense, sirvió de base para WannaCry (quiero llorar), el virus que se ha expandido por 179 países desde el viernes pasado. Entre los afectados se encuentran el sistema de sanidad pública británico (NHS), la empresa de comunicaciones Telefónica en España, el gigante petrolero chino PetroChina y la empresa automovilística francesa, Renault.

“Una vez que se abren este tipo de cajas de los truenos, especialmente las creadas por los servicios de inteligencia, pueden acabar haciendo daño a sus propios creadores”, declaró Putin.

Rusia, insistió, “no ha tenido nada que ver” en la creación de WannaCry. De hecho, este país se ha visto fuertemente afectado: los ordenadores del Ministerio del Interior, o Sberbank, el principal grupo bancario del país, fueron atacados.

No obstante, agregó, la creación de este tipo de herramientas informáticas “debería tratarse de inmediato a nivel político, y se necesita crear un método de defensa contra este tipo de fenómenos”, declaró Putin.

Con estas opiniones, el presidente ruso parece alinearse con Brad Smith, el presidente de Microsoft, que escribió este fin de semana que habían “visto cómo vulnerabilidades acumuladas por la CIA se han publicado en Wikileaks, y ahora las que acumulaba la NSA han afectado a consumidores de todo el mundo”. “Una y otra vez, los fallos de seguridad almacenados por los Gobiernos se han filtrado y causado un gran daño”.

MACARENA VIDAL LIY/El País