Internacional
Putin vincula derribo del avión ruso con suministro petróleo del EI a Turquía
Internacional

El presidente ruso, Vladímir Putin, relacionó hoy el derribo por Turquía del bombardero ruso Su-24 en la frontera siria con el suministro de petróleo del grupo terrorista Estado Islámico (EI o Daesh) a territorio turco.

“Tenemos todos los motivos para suponer que la decisión de derribar el avión fue dictada por el deseo de garantizar la seguridad de las vías de suministro de petróleo al territorio de Turquía”, dijo Putin en una rueda de prensa durante la Cumbre del Clima en París.

Putin subrayó que Rusia ha recibido “nuevos datos que confirman, lamentablemente, que desde las zonas de extracción controladas por el EI y otras organizaciones terroristas el petróleo llega en grandes cantidades, en cantidades industriales, a territorio turco”.

“Y la defensa de los turcomanos es sólo una excusa”, dijo, en relación con esa minoría siria que Ankara ha calificado de “hermanos étnicos” y que la aviación rusa habría bombardeado en varias ocasiones, según fuentes turcas y occidentales.

Mientras, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, prometió hoy mismo dimitir si se demuestra la acusación de Putin.

“No es moral acusar a Turquía de comprar petróleo a Dáesh. Si hay documentos, deberían mostrarlos, que los veamos. Si se demuestra, yo no me quedaré en el cargo. Y le digo al señor Putin: ¿Se quedará usted en su cargo?”, dijo Erdogan a la prensa en París.

Antes del incidente con el avión, en la cumbre del G20 de hace dos semanas en la ciudad turca de Antalya, Putin ya mostró imágenes de satélite de convoyes fletados por los yihadistas que presuntamente transportaban petróleo en dirección a Turquía.

Putin destacó hoy que el incidente del avión ruso fue uno de los temas estrella en la capital francesa, donde también se reunió con el presidente de EEUU, Barack Obama; la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

“La gran mayoría (de mis colegas) comparten la tesis de que no había ninguna necesidad de atacar un bombardero que no se podía defender y no amenazaba a Turquía”, dijo.

Reconoció que durante la jornada de hoy no tuvo la oportunidad de reunirse con el presidente turco: “No nos vimos, por lo que no hubo ninguna reunión”, dijo.

“Hemos oído por parte turca que el presidente no tomó tal decisión, que la decisión la tomaron otros. Para nosotros eso no es importante. Lo importante es que como resultado de una acción criminal murieron dos de nuestros soldados. Fue un gran error”, señaló.

Putin recordó que hace mucho tiempo que Moscú y Ankara tienen diferencias en la lucha contra el terrorismo, en alusión a que Turquía supuestamente da cobijo a miembros de grupos terroristas del Cáucaso Norte ruso.

Lamentó el brusco empeoramiento de las relaciones con Turquía, el quinto socio comercial de Rusia, contra el que Putin ha ordenado la imposición de sanciones en el terreno económico, comercial, inversor y turístico.

Erdogan había expresado en los últimos días su deseo de reunirse en la capital francesa con el jefe del Kremlin para normalizar las relaciones, aunque mantuvo su postura de que Turquía actuó según el manual al derribar al avión ruso en su espacio aéreo.

En cuanto al encuentro con Obama, Putin destacó que abordaron la necesidad de consensuar la lista de organizaciones terroristas y la de grupos opositores que deben participar en el arreglo pacífico del conflicto en Siria.

“Bajo mi punto de vista, creo que coincidimos sobre adónde ir cuando hablamos de la necesidad de un arreglo político. Entonces, debemos trabajar en una nueva Constitución y en unas nuevas elecciones”, dijo.

Obama expresó hoy a Putin sus condolencias por el incidente con el avión, pero también ha apoyado el derecho de Turquía a defender su territorio.

Además, EEUU afirmó hoy mismo que “corrobora” la versión de Turquía sobre el derribo de un cazabombardero ruso en su frontera con Siria, que, según Ankara, entró sin permiso en su espacio aéreo.

“Los datos que he visto de EEUU corroboran la versión de Turquía”, zanjó en Bruselas el embajador estadounidense ante la OTAN, Douglas Lute, en una rueda de prensa previa a la reunión de ministros de Exteriores aliados de mañana y el miércoles. EFE