Internacional
Rajoy se presenta como la única opción moderada y no de aventura
Internacional

Mariano Rajoy se ha mostrado convencido de que su alternativa es la única posibilidad real de que España cuente con un Ejecutivo moderado, y no con una “aventura de radicalismo, ineficacia e incertidumbre”.

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, durante el discurso de investidura
Mariano Rajoy ha defendido hoy (30.08.2016) que él es quien encabeza la única opción “viable” para formar Gobierno y ha advertido a todos los partidos con representación en el Congreso de que son “corresponsables” de lo que ocurra en este debate de investidura y de que haya, en su caso, terceras elecciones.

El líder del PP y candidato a la investidura ha pedido esta tarde la confianza de la Cámara con este mensaje en el que no ha habido un reclamo explícito al PSOE para que se abstenga o apoye su investidura, y sí se ha dirigido a todas las fuerzas políticas del Congreso, consciente de que su acuerdo con Ciudadanos y C’s “no basta para completar una mayoría suficiente”.

España “necesita un Gobierno con urgencia”

Tres fueron los motivos que argumentó. El primero, que España “necesita un Gobierno con urgencia”. También que “los españoles han elegido al Partido Popular” y, por último, que “no existe una alternativa razonable”. La propuesta del PP, añadió, es “la única que parece viable”.

El líder del PP dijo que “después de la peor crisis” que ha vivido España en décadas la situación “va mejorando” pero “esto se puede torcer”, por lo que no puede seguir prolongándose esta etapa de bloqueo. “No sería justo nublar la recuperación”, añadió.

La opción “más conveniente”

Así, Rajoy ha considerado que su opción es la más “respetuosa con la voluntad de los españoles” y “la más conveniente”, además de “la única posibilidad real” de que España tenga “un Gobierno moderado que no sea una aventura de radicalismo, ineficacia e incertidumbre”.

“No existe alternativa”, ha insistido Rajoy, quien ha añadido que, de haberla, sería para conformar un Gobierno de “mil colores” que sería “radical e ineficaz” y vendría “hipotecado” por las exigencias de quienes quieren “romper” con la unidad de España.

Rajoy ha advertido en cualquier caso de que el Gobierno “no es un fin en sí mismo” y debe además ser “estable y duradero”, no servir solo para uno o dos años, y ha de ser “fuerte” para tomar las decisiones “sin hipotecas”.

FEW (EFE, dpa)/DW