Internacional
Raúl Castro anuncia otra vez reformas constitucionales en el Congreso del PCC
Internacional

(Infolatam).- “El mayor reto para el Partido Comunista de Cuba (PCC) en su VII Congreso es lidiar con un grupo importante de la población, especialmente dentro de la juventud que ya pasó la página de la era revolucionaria…”

El presidente de Cuba, Raúl Castro, intervino ante el VII Congreso del PCC para anunciar reformas, aprobadas en anteriores congresos, para rejuvenecer los cargos politicos, reformar la constitucion y advertir que la aparicion de pequeñas empresas privadas no implica la “restauración del capitalismo”.

Castro anunció hoy que se fijará un límite de 60 años como edad máxima para ingresar al Comité Central del Partido Comunista (PCC, único) y de 70 para desempeñar puestos de dirección en la organización.

Esos límites, junto a la propuesta que ya hizo en el anterior congreso comunista para ocupar responsabilidades políticas solo por un máximo de dos periodos consecutivos, “garantizará desde la base el rejuvenecimiento sistemático en todo el sistema de cargos partidistas”, dijo Raúl Castro ante el VII Congreso del PCC.

El presidente cubano no descartó que más adelante esos límites de edad se apliquen también para los cargos de instituciones estatales gubernamentales y puestos de responsabilidades de las organizaciones de masas del país.

Definió el relevo generacional como un asunto de “significación estratégica” y recordó que “por razones obvias” los próximos cinco años, hasta el próximo congreso del partido, “serán definitorios”.

“Este es un quinquenio de tránsito”, manifestó Raúl Castro, quien indicó que el objetivo es que ese relevo en las estructuras partidistas y gubernamentales “fluya con naturalidad”.

“En mi caso, no es un secreto que en 2018 concluirá mi segundo mandato consecutivo como presidente de los consejos de Estado y de Ministros y cederé esa responsabilidades a quien sea elegido”, añadió.

Castro anunció tambien que en los próximos años se llevará a cabo una reforma constitucional para incluir las transformaciones del plan de “actualización” socialista, pero sin alterar el “carácter irrevocable” de su actual sistema político y social.

Castro indicó que ese proceso de reforma previamente deberá ser aprobado por la Asamblea Nacional (parlamento unicameral), para el que prevé una “amplia participación popular” incluido un referendo.

“Considerando las importantes transformaciones asociadas a la actualización del modelo económico y social y su conceptualización, en la Constitución hay que reflejar todo eso que vamos haciendo, discutir con la población y votarlo en referéndum”, señaló Castro.

El presidente cubano recordó que en la Constitución vigente fue aprobado el referendo popular en 1976, y sometida posteriormente a reformas parciales en 1992 y 2002, en respuesta a “circunstancias históricas y condiciones económicas y sociales que han ido cambiando”.

“Debo resaltar que en el alcance de estos cambios constitucionales propondremos ratificar el carácter irrevocable del sistema político y social refrendado en la actual Constitución que incluye el papel dirigente del Partido Comunista de Cuba en nuestra sociedad”, subrayó Castro.

La reforma constitucional ya ha sido planteada en varias ocasiones por el presidente Raúl Castro para incluir en ella los cambios emprendidos en Cuba a raíz de las reformas económicas y sociales aprobadas en el anterior Congreso del PCC, en abril de 2011, para “actualizar” el modelo socialista cubano.

El VII Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC, único) comenzó hoy en La Habana con el propósito de evaluar la evolución de las reformas económicas y sociales aprobadas en el pasado cónclave y definir el rumbo del país para los próximos años.

Las palabras iniciales estuvieron a cargo del número dos del PCC, José Ramón Machado Ventura, quien dejó inaugurado el cónclave y recordó que esta primera sesión se celebra a 55 años de la proclamación del carácter socialista de la Revolución Cubana por su líder, Fidel Castro, el 16 de abril de 1961.