Internacional
Rey de España pide el pleno ejercicio de los DDHH en América Latina
Internacional

El rey Felipe VI de España ha animado hoy a los países de la comunidad iberoamericana y América Latina a “renovar el compromiso de todos con los derechos humanos”, de modo que se asegure “su pleno ejercicio”, así como con “la erradicación de la pobreza y el desarrollo humano sostenible”.

El rey ha lanzado este mensaje ante la amplia representación de ministros y diplomáticos latinoamericanos asistentes a la inauguración de un acto sobre el acceso al agua y el saneamiento en esta región, organizado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Tras recordar que el “adecuado abastecimiento” del agua “es fundamental para garantizar el derecho a la alimentación y la salud” y que el acceso a un saneamiento apropiado “es clave en la lucha contra la pobreza”, el monarca ha subrayado que, a pesar de los “grandes esfuerzos realizados”, millones de personas en Iberoamérica “siguen sin tener acceso” a estos recursos.

Ha instado por tanto a “seguir trabajando para incrementar la calidad y la mejora” de estos servicios y ha advertido de que los Estados “tienen el reto de gestionar el agua y el saneamiento de manera integrada” y de considerar “los beneficios de la cooperación internacional en materia de transferencia de tecnologías limpias”.

En este contexto, ha recalcado que “España tiene mucho que aportar” en este terreno, “no solo por su exitoso modelo”, sino también por sus empresas, públicas y privadas, “punteras a nivel mundial, que son ejemplo de buen hacer”, y sin olvidar tampoco “el papel destacado de la cooperación española y de las ONG” de este país.

España ha dedicado desde hace más de 25 años unos 2.000 millones de euros a garantizar agua y saneamiento a millones de personas en más de 80 países, según ha precisado el Rey, antes de señalar que este tipo de ayudas constituye “un vector fundamental en la lucha contra la pobreza”, en la medida en que mejora las condiciones de vida y multiplica las oportunidades de desarrollo de la población.

“Es un imperativo ético que todos los países hagamos los esfuerzos posibles para canalizar este potencial y posibilitar el acceso al agua a los más necesitados”, ha insistido el rey, después de mencionar el reciente viaje de la reina Letizia a Honduras y El Salvador como muestra de lo prioritaria que es América Latina para la cooperación española.

En todo caso, más allá del reto del agua, don Felipe ha resaltado que el acto organizado por la AECID y el BID representa también “una oportunidad para renovar el compromiso de todos con los derechos humanos, con la erradicación de la pobreza y el desarrollo humano sostenible”, porque “una parte muy importante de la defensa de los derechos humanos debe ser la labor de asegurar su pleno ejercicio”.

El Rey ha mantenido una entrevista con el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, antes de la inauguración de este foro, a la que han asistido parlamentarios, autoridades, funcionarios y empresarios españoles y en la que han intervenido asimismo el presidente de Paraguay, Horacio Cartes, y la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan.

También ha tomado la palabra en la inauguración el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, quien ha advertido de que el acceso al agua debe ser asegurado por los poderes públicos y ha alertado de que la paz y la seguridad se verá amenazada cada vez más en el mundo por conflictos relacionados con el control de este recurso natural.

García-Margallo ha destacado los esfuerzos de España por asegurar ese derecho en una región como América Latina, que es una “prioridad estratégica” para este país, y ha expresado su deseo de que el próximo Gobierno español disponga de más recursos que el actual en esta tarea, tras precisar, en tono distendido, que espera que no cambie el signo político del Ejecutivo tras las elecciones.

Fuente: EFE